Unidad de guardacostas de la ARC14 Oficiales extranjeros y 4 nacionales iniciaron ayer un riguroso entrenamiento en la lucha antidrogas, que durará dos meses, como parte del Octavo Curso Internacional de Interdicción Marítima de la Armada Nacional, que se desarrolla en las instalaciones del Comando de Guardacostas del Caribe, en Cartagena, con el apoyo de la Agencia Presidencial para la Cooperación Internacional – APC.

Dentro del grupo de alumnos se encuentran oficiales de las marinas de guerra de Belice, Canadá, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Perú y República Dominicana, quienes serán capacitados por instructores de la Escuela de Guardacostas de la Armada Nacional.

Los oficiales  del curso recibirán instrucción en interdicción marítima, visita e inspección, exploración de sitios, maniobras con botes, búsqueda y rescate, defensa y supervivencia en el mar, entre otras técnicas y estrategias, por parte de experimentados oficiales y suboficiales de la Armada Nacional, con el fin de contar con herramientas en el mar, durante operaciones contra las organizaciones del narcotráfico. La aplicación de estas técnicas, le permite a los oficiales desarrollar operaciones exitosas en el mar, asegurar su integridad y mantener la seguridad del material incautado.

El curso tiene como objetivo principal estrechar los lazos operacionales entre las marinas de los países que sufren el flagelo del tráfico ilegal de narcóticos, divisas, armas, trata de blancas, entre otros delitos. La Armada Nacional a través del Comando de Guardacostas mantiene un estrecho vínculo operacional y promueve este tipo de capacitaciones, con el fin de enlazar las marinas regionales, continuar con el desarrollo de operaciones combinadas y luchar mancomunadamente en contra del tráfico ilícito.

La finalización del curso será el próximo dos de noviembre, día en que los Oficiales partirán hacia sus países de origen con un valioso conocimiento que podrá ser replicado en cada una de las instituciones a las que pertenecen.

Con la realización de este tipo de entrenamientos la Armada Nacional continúa fortaleciendo y motivando la cooperación internacional en el hemisferio. La continuación de este curso significa sin duda la confianza que tienen los demás países de América y el mundo en la experiencia, nivel y conocimiento de Colombia en la lucha en contra el flagelo del narcotráfico. 

Prensa Armada Nacional