Se espera que en los próximos meses una delegación de Brasil visite las instalaciones de Cotecmar en Cartagena.

Tal como quedó acordado durante el encuentro entre los ministros de Defensa de Colombia y Brasil, el pasado mes de enero, una delegación militar del vecino país visitó las instalaciones de la Fuerza Naval del Sur en Puerto Leguízamo (Putumayo) con el fin de conocer las Patrulleras de Apoyo Fluvial.

Estas embarcaciones han sido diseñadas y construidas con mano de obra y tecnología colombiana por la Corporación de Ciencia y Tecnología –Cotecmar- una organización con amplia proyección internacional, líder en la investigación e innovación tecnológica para el desarrollo del Poder Marítimo Nacional.

La delegación que arribó a territorio colombiano el pasado martes 7 de febrero, tuvo la oportunidad de evidenciar las capacidades operacionales de las Patrulleras de Apoyo Fluvial (PAF) y las lanchas patrulleras de río (LPR) destacadas en la cuenca de la amazonía colombiana, unidades claves para el control fluvial y apoyo de las operaciones conjuntas entre los dos países.

 

La comitiva visitante estuvo presidida por el Vicealmirante Antonio Carlos Frade Carneiro, Comandante del Noveno Distrito Naval de Marina del Brasil, el General de Brigada Franklimberg Ribeiro de Freitas, Comandante Militar de la Amazonía y nueve oficiales de la Armada y el Ejército del Brasil. 

Por parte de Colombia recibieron la comitiva el Vicealmirante Hernando Wills Vélez, Jefe de Operaciones Navales, el Brigadier General Héctor Julio Pachón Cañón, Comandante de la Fuerza Naval del Sur y el Contralmirante Roberto Sáchica Mejía, Presidente de COTECMAR.

QUÉ SON LAS PAF Y LAS LPR: Las Patrulleras de Apoyo Fluvial son embarcaciones hechas en Colombia con la más avanzada tecnología, tienen un rol múltiple; al mismo tiempo que son operativas, proporcionan apoyo logístico.

Cuentan con Sistema Automático de Defensa y Combate que permite operar a control remoto una potente arma de fuego desde una cabina adentro de la Unidad para proteger a los operadores que maniobran las armas en los combates fluviales. Además cuenta con una cantidad importante de munición disponible para repeler ataques, disminuyendo la exposición de la tripulación al fuego enemigo y mejorando la utilización táctica de las armas y la efectividad de las mismas.

Las Patrulleras de Apoyo Fluvial -PAF- tienen una plataforma de vuelo, para recibir los helicópteros operados por pilotos aeronavales. Las embarcaciones tienen capacidad de girar sobre su propio eje, gracias a un sistema de propulsión que funciona con una bomba de agua que produce un efecto similar al de un jet, sin tener hélices que encallen la nave.

Se caracterizan por su velocidad, maniobrabilidad y alto poder de fuego. Pueden suministrar alojamiento, comida, servicios médicos, munición, combustible, repuestos, víveres, transporte de tropa y bienestar, entre otros, siendo buque nodriza de otras unidades en una operación.

Por su parte las Lanchas Patrulleras de Río de 40 piés o LPR 40 son una versión muy mejorada de las PBR "Piraña". Blindadas, con dos motores, capaces de aproximarse a una velocidad máxima de 30 nudos y una de crucero de 25.

SNA