Armada Nacional de ColombiaUna tensa calma se vive en estos momentos en la Costa Atlántica y las playas de San Andrés y Providencia luego de que el Gobierno Nacional confirmara que no retirará las unidades de la Armada Nacional que custodian el mar territorial. Se descarta un enfrentamiento con Nicaragua.

Proteger a todos los pescadores y embarcaciones que por generaciones han hecho presencia en los cayos y el archipiélago fue una de las tres instrucciones presidenciales que recibió el comandante de la Armada Nacional, Almirante Roberto García Márquez. 

Las otras dos directrices fueron mantener la soberanía sobre los mares que Colombia ha tenido en los últimos 200 años y continuar con todas las operaciones que tradicionalmente se han adelantado en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico en el área. 

En este momento en el área marítima del mar Caribe “hay toda una cobertura con buques de superficie”, dijo el comandante García Márquez, al tiempo que invitó a los pescadores sanandresanos y de otras regiones a que “salgan a hacer su trabajo tranquilamente como lo han hecho toda la vida porque estarán protegidos por la Armada Nacional”. 

De esta forma, se confirma la presencia y permanencia de unidades guardacostas, unidades de la aviación naval, de la Fuerza Aérea Colombiana del grupo del Caribe y unidades de infantería marina. 

“Es nuestro deber constitucional proteger a todos los colombianos, lo que siempre hemos hecho por más de 200 años”, indicó el almirante García Márquez luego de recordar que “todos los días realizamos operaciones, hay una enorme cobertura de área marítima de altamar, no dejaremos nunca de efectuar tránsito y control. Estos trabajos tradicionales de la Armada Nacional se extenderán perennemente”. 

El ministro de Defensa también confirmó la presencia militar en la zona. “Los buques están en aguas colombianas ejerciendo soberanía”. 

Están fondeados en los cayos adyacentes a San Andrés los buques de guerra ARC Antioquia, ARC Caldas, ARC Cartagena de Indias, ARC 11 de Noviembre, ARC San Andrés y ARC Providencia. 

LA ESTRATEGIA JURÍDICA 

Por su parte, la canciller colombiana María Ángela Holguín manifestó previo al debate de control político que se realizó en el Congreso que el Gobierno buscará una nueva estrategia jurídica para sortear la que podría ser la situación más difícil en materia de soberanía que ha atravesado el país. 

También explicó que solicitará la ayuda y asesoría de los gobiernos de Costa Rica, Panamá, Jamaica y Estados Unidos y que, de la misma forma, enviará una carta de reclamación al Secretario General de la ONU. 

Posteriormente, en un Consejo de Seguridad la canciller llamaría a los sectores políticos a unirse a la discusión. 

LA POSICIÓN DE NICARAGUA 

La nueva delimitación marítima que le concede a Nicaragua 75 mil kilómetros del mar territorial colombiano para que pueda explotarlos como zona económica, ha causado desconcierto entre los colombianos quienes aún tienen grandes dudas y esperan con incertidumbre lo que se defina en los próximos días. 

El periódico nicaragüense El Nuevo Diario publicó declaraciones del general Julio César Avilés, comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua en las que afirma: “actualmente estamos en capacidad de llegar hasta los límites que la CIJ ha delimitado, de eso tengan la plena seguridad” a pesar de que su presencia en la zona ampliada se ha ganado “con el debido cuidado”. 

Sin embargo, advirtió que “si aún se encuentran fragatas colombianas en el territorio que ahora le pertenece a Nicaragua, las tienen que retirar en obediencia al fallo de la CIJ que no está en discusión”. 

Otro pronunciamiento lo hizo el vicepresidente de esa nación centroamericana y ex jefe del Ejército, general en retiro Omar Halleslevens, quien calificó como “una reacción inicial” de Colombia la posición de no aceptar el fallo de la CIJ, al tiempo que indicó que “ningún país, hoy por hoy, que acuda a una institución tan moralizada e institucionalizada como es la CIJ, va a venir a decir posteriormente que no reconoce lo que de ella emana”. 

Pero se descarta la posibilidad de que se presenten confrontaciones entre ambos países. De hecho, el representante de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Nicaragua, Ricardo Seitenfus, confió en que las diferencias entre Colombia y Nicaragua por la nueva frontera en aguas del Mar Caribe se mantengan dentro de las vías pacíficas y de la legalidad. 

NICARAGUA LISTA PARA EXPLOTAR RECURSOS PETROLEROS 

El diario nicaragüense La Prensa recoge las declaraciones de Emilio Rappaccioli, ministro de Energía y Minas, quien dijo que hay estudios que han indicado que hay petróleo en las aguas que se les asignaron. “Creemos que sí hay un potencial, pero no se puede decir que hay petróleo hasta que se saque”, explicó. También se harán estudios para ver si no es una zona restringida desde el punto de vista ambiental. 

Rappaccioli declaró que en la plataforma del Atlántico hay una empresa que empezará perforaciones para el primer pozo. “Lo más probable es que después del fallo vengan más empresas a invertir porque vendrán con más seguridad y confianza”. 

Mientras tanto la Cámara de la Pesca de Nicaragua (Capenic) avaló que se mantenga el permiso a los pescadores artesanales de la isla San Andrés que faenan en esa plataforma marítima. 

GUARDIA COSTERA REPORTA OPERACIONES CON NORMALIDAD 

El capitán de fragata Hernando Mattos, comandante guardacostas del Caribe de la Armada Nacional de Colombia, aseguró que siguen trabajando sobre el mar territorial que siempre ha pertenecido a la jurisdicción colombiana y que hasta ahora no se han visto afectados por ninguna decisión. 

En esas 12 millas contadas desde la línea base de la costa trabaja a esta hora esta División de la Armada junto con pescadores artesanales que adelantan sus labores con normalidad y que no tienen la necesidad de cruzar este límite territorial. 

“Las actividades de guardacosta se han podido ejercer sin ningún problema porque se desarrollan dentro del mar territorial y este no se ha visto afectado por ninguna decisión de nada”, explicó el comandante. “Tenemos asegurada el área, defendemos la soberanía evitando que se irrespeten los intereses dentro del mar territorial”, agregó. 

También confirmó que en el momento hacen presencia las unidades de las dos estaciones guardacostas: la de San Andrés y Providencia y la de Santa Marta. “Además, tenemos una unidad mayor en San Andrés, el ARC 11 de Noviembre, ejerciendo patrullaje y vigilancia en nuestras aguas jurisdiccionales”. 

“Si se presenta un incidente de tráfico de drogas, búsqueda y rescate o protección del medio ambiente actuaremos hasta donde nos corresponda actuar de acuerdo al derecho internacional”, explicó. 

Con respecto al fallo el comandante guardacostas del Caribe dijo que los tomó por sorpresa porque no esperaban una salida en contra de todos los pronósticos. “Nos quitaron un área que no se tenía contemplado que nos fueran a quitar”. 

La Corte Internacional de Justicia entregó el pasado 19 de noviembre un fallo que tras once años de una demanda iniciada por Nicaragua le concede al vecino país más de 75 mil kilómetros cuadrados. Además estableció que ambos países tienen derecho a 12 millas náuticas de territorio y reiteró la soberanía de Colombia sobre los siete cayos del archipiélago de San Andrés. 

Un movimiento de embarcaciones se ordenó un par de semanas antes de conocerse el fallo de la CIJ. El objetivo era acompañar a los infantes de marina que custodian los cayos.

Colprensa