Ceremonia de retiroEn la Estación de Guardacostas de Cartagena se realizó la ceremonia de retiro de “Mona”, una labrador dorado que durante ocho años prestó sus servicios a la Armada Nacional, apoyando operaciones de búsqueda de narcóticos en unidades a flote, terrestres y aéreas.

 Con un record de detección de sustancias narcóticas de más de cuatro toneladas de alcaloides, “Mona” fue donada a la Estación de Guardacostas de Cartagena, en el año 2004, con cuatro meses de edad. Su proceso de inducción en sustancias narcóticas inició en el año 2005 y sus labores de detección en el año 2006, desempeñándose desde entonces en las Estaciones de Guardacostas de Puerto Bolívar, Ballenas y Cartagena, junto a dos guías caninos.

Las acciones más recientes de esta labrador dorado de nueve años, se registran en el mes de mayo de 2012, cuando gracias a la precisión de su olfato, identificó  392 kilos de cocaína ocultos en el cielo raso de una vivienda, ubicada en la Isla Periquito frente a Barú; en junio, halló 937 kilogramos de cocaína en una caleta, bajo la espesa vegetación en una vivienda ubicada en el área general de la Isla de Barú, en el Caribe colombiano.

“Mona” se jubilará, pero no irá a un pabellón geriátrico para caninos; su actual guía, el Marinero Primero Jeison Betancourt, quien lleva 8 años de servicio, pidió que le fuera entregada ahora que inicia su retiro de la Institución Naval, para que sea la compañía de su bebé recién nacida.

La Armada Nacional cuenta con 20 caninos antinarcóticos, que junto a sus guías se encuentran distribuidos en las Estaciones de Guardacostas del país, generando resultados positivos en las operaciones adelantadas por la Institución en la detección de narcóticos.

Prensa de la Armada