'La Mona', perra antinarcóticos del Cuerpo de Guardacostas que pasa a retiroMona, una perra raza labrador dorado, ha logrado mucho más de lo que tantos seres humanos han logrado en sus oficios. Ella, importante miembro de la fuerza Antinarcótica de la Armada Nacional, ha detectado más de 4 toneladas de alcaloides  como cocaína y heroína.

Este récord le mereció en la mañana de ayer un significativo y emotivo homenaje en laEstación de Guardacostas de la Armada en Cartagena. El acto estuvo presidido por elCapitán de Fragata Germán Collazos Guzmán, comandante de la Estación de Guardacostas.

“Este es un reconocimiento por sus 8 años de labor en la Armada Nacional, Mona prestó sus servicios apoyando operaciones de búsqueda de narcóticos en unidades a flote, terrestres y aéreas. Luego de tantos años de trabajo, entrega y sacrificio es justo que ahora descanse y vaya a disfrutar de algunas cosas que no pudo hacer durante este tiempo como ir a jugar a la playa”, detalló Collazos Guzmán.

“Ellos (los caninos antinarcóticos) nos enseñan a manetener esa actitud de alerta, cualidad que deben tener los integrantes de Guardacostas”, agregó el Comandante de la Estación de Guardacostas de Cartagena.

Estará con su guía

Este momento de `jubilación´ Mona lo disfrutará junto al Marinero Primero Jeison Betancourt Gómez quien se desempeña como guía canino de esta fuerza desde el 2008 y quien pidió que le fuera entregada ahora a su retiro de la Institución Naval.

“Decidí pedir a Mona porque en los 2 años que duré trabajando con ella me encariñé y ya la veo como una mascota y no como una compañera de trabajo. En ella veo cualidades especiales como lo obediente y pechichona”, manifestó Betancourt Gómez quien se trasladó desde Barranquilla, donde recibe clases para un ascenso, para asistir al homenaje.

Además del homenaje, miembros de la fuerza le hicieron un pasaje para despedirla en medio de aplausos, la perrita también recibió un pudín. Todo esto se convierte en una verdadera recompensa si se tiene en cuenta además que hace varios años los caninos antinarcóticos, luego de servir a la patria, eran sacrificados porque se consideraba que sus habilidades pudiesen ser utilizadas de manera adversa.

Proceso de entrenamiento

Es de al menos 3 meses, sin embargo algunos pueden durar hasta un año y trabajan con ellos durante el día y la noche para adaptarlos a los distintos climas y condiciones de luz.

“Se inician con juguetes al que llamamos motivador pues es el que va a sacar a relucir y avivar todos los instintos del perro”, explicó el Suboficial Primero Wilfrido Echeverría Rico, jefe de la sección canina de Guardacostas de Cartagena.

“Inicialmente solo se busca que el perro juegue con el juguete, luego este juguete es introducido en recipientes que contienen seudos o sustancias falsas con olores idénticos a la cocaíana y a la heroína y estos se impregnan de este olor”, explicó Echeverría Rico.

“Le lanzamos los juguetes para que ellos los busquen, luego empezamos a escondérselos, así agudizan el olfato con el fin de encontrar el juguete que es la recompensa”, agregó.

“Por eso es tan importante llevar los juguetes a las inspecciones, porque en caso de que resulte un positivo, hay que premiar al perro con el juguete, finalmente eso es lo que realmente le importa, no la droga”, concluyó el Jefe de la Sección canina de Guardacostas.

Algunos logros

Durante el 2.012 Mona logró la detección de más de una tonelada de cocaína:

* En mayo encontró 392 kilos de cocaína ocultos en el cielo raso de una vivienda en la Isla Periquito frente a Barú.

* En junio halló 937 kilogramos de cocaína en una caleta, bajo la espesa vegetación, en una vivienda ubicada en el área general de Barú.

eluniversal.com.co