Lote de tortugas recuperadas aun convida, y el ciudadano capturado por tráfico de especies en peligro174 tortugas hicotea y dos monos cariblanco o capuchino fueron incautados en las últimas horas, por tropas de la Armada Nacional en desarrollo de controles fluviales sobre el río Magdalena, en los departamentos de Bolívar y Sucre. Las operaciones fueron realizadas por el Batallón Fluvial de Infantería de Marina No. 17.

En una embarcación artesanal que se encontraba en el muelle del municipio de Calamar, en el departamento de Bolívar, fueron hallados dos costales con 51 hicoteas y 113 huevos de esta especie. Las hicoteas fueron puestas a disposición de la Policía Ambiental de Calamar y bajo la supervisión de un representante de la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique- Cardique, fueron regresadas a su hábitat y liberadas.

Así mismo, en el muelle del municipio de Magangué, Bolívar, fue hallado abordo de una embarcación un sujeto que pretendía transportar 123 hicoteas. Debido a que el tráfico de fauna y flora está tipificado en el Código Penal como un delito, el sujeto fue puesto a disposición de la Fiscalía de Magangué, por el presunto delito de aprovechamiento ilícito de recursos naturales.

Estas tortugas fueron liberadas en la Ciénaga Piñulito, en Magangué, Bolívar, por el  personal del Batallón Fluvial de Infantería de Marina No. 17, bajo la supervisión de la Corporación Autónoma Regional del Sur de Bolívar - CSB.

La tortuga hicotea es una especie que vive en ciénagas y otras aguas dulces, se alimenta de diversos animales y plantas, pero la caza indiscriminada de esta especie está provocando su extinción y daños en el ecosistema.

Por otra parte, en una verificación del muelle del municipio de Guaranda, en Sucre, fueron hallados en un costal dos monos cariblanco o capuchino, abandonados. Los monos fueron puestos a disposición de la Corporación para el Desarrollo Sostenible de La Mojana y el San Jorge – Corpomojana, para ser regresados a su hábitat.

Los monos cariblancos se consideran monos inteligentes y son usados para el estudio en laboratorios, entretenimiento o como mascotas, aunque su importación y exportación está prohibida. Del mismo modo, son cazados por habitantes de la región para consumir su carne. Aunque no se encuentran en una situación vulnerable, su hábitat está siendo destruido para usos agrícolas.

La Armada Nacional rechaza la conducta de personas dedicadas al aprovechamiento ilícito de los recursos naturales y ratifica su compromiso de velar por la conservación de la flora y fauna de la región. 

Prensa Armada Nacional

Infantes de Marina devuelven las tortugas a su medio natural, con la supervisión de especialistas en fauna silvestre.