Momento en que el buque extranjero es interceptadoLos 81 pescadores de nacionalidad nicaragüense retenidos cuando faenaban en un barco de ese país dentro del área de Régimen Común entre Colombia y Jamaica, regresarán a su país en las próximas horas, informó una fuente oficial.

El Comandante del Comando específico de San Andrés y Providencia, capitán de navío, Hernán Espejo, señaló que una fragata de la Armada colombiana trasladará a aguas internacionales a los pescadores en donde serán recibidos por un barco de bandera nicaragüense.

"Un agente marítimo que tiene en Colombia el armador (del barco retenido)me informó que un pesquero nicaragüense va hacia el meridiano 82 y ya en aguas internacionales, en una fragata (de la Armada Colombiana) llevaremos a las personas que no tienen deudas con la justicia colombiana y los entregaremos porque no tienen ningún requerimiento judicial", señaló Espejo.

Explicó que de momento las autoridades colombianas estudian bajo que figura jurídica los nicaragüenses abandonarán al país, pues fueron detenidos "dentro del área de Régimen Común entre Colombia y Jamaica, en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina".

Indicó, además que el armador del barco pidió a través de las autoridades, que le permitan dejar a cuatro personas, entre ellas al hijo del capitán del barco, en la nave para cuidarla mientras se define la situación jurídica de la embarcación.

El viernes pasado, la Armada retuvo un buque pesquero nicaragüense en el archipiélago de San Andrés, en aguas del mar Caribe, que se encontraba en faena de pesca ilegal a 30 millas de cayo Serranilla, área de régimen entre Colombia y Jamaica.

El capitán Espejo señaló que la embarcación arribó a San Andrés y que las autoridades imputaron cargos al capitán del barco, del cual no suministro su identidad, mientras a los demás pescadores se les dejó libres por no tener responsabilidad alguna sobre la ubicación del barco al momento de faenar.

Detalló que en la inspección de la embarcación las autoridades encontraron unos 151 kilos de caracol pala, especie en vías de extinción.

Llamó la atención de las autoridades colombianas las condiciones insalubres que presentaban los ocupantes del barco, pues tiene apenas 20 metros de largo y era ocupado por 86 personas.

Indicó que los tripulantes no tienen donde dormir ni descansar y que algunos presentaban enfermedad estomacal.

Desde Managua, el jefe del Ejército de Nicaragua, el general Julio César Avilés, aseguró que están investigando la ubicación donde la Armada Nacional de Colombia interceptó al buque pesquero nicaragüense.

En noviembre pasado, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Hayadefinió los límites en el Caribe entre ambos países y dejó en manos de Colombia siete cayos del archipiélago de San Andrés, cuyas islas mayores ya se habían concedido a esta nación en 2007.

También otorgó a Nicaragua una franja marina en esa zona que Colombia calcula en unos 70.000 kilómetros cuadrados y el país centroamericano en más de 90.000 kilómetros cuadrados. 

elespectador.com