De izquierda a derecha, capitán de Navío, Felipe Torres, vicepresidente de Cotecmar; vicealmirante Luis Alberto Ordóñez, presidente de Cotecmar; capitán de Navío (Reserva Activa), Juan María Carrillo, director de Nuevas Construcciones, y Capitán de Fragata, Edgar Ardila, director Comercial. www.fuerzasmilitares.org (29SEP2013).- “Este hecho es un motivo de orgullo no solo para Cotecmar, también para la Armada Nacional y para el Ministerio de Defensa. Esto demuestra la experiencia y el liderato de Colombia en el manejo y control de ríos”, afirmó el Vicealmirante Luis Alberto Ordóñez, presidente de Cotecmar.

Estas Lanchas Patrulleras de Río (LPR) serán utilizadas por la Marina y el Ejército de Brasil,  luego de que sus capacidades fueron probadas en combate en Colombia.
“Han sido muy exitosas en el desempeño de sus labores, que implican control y verificación de los ríos colombianos. Están hechas en fibra de vidrio, son blindadas, tienen alta velocidad (32 nudos) y capacidad de reacción”, detalló el presidente de Cotecmar.
Además, por estar diseñadas para ríos, no tienen hélices sino un sistema de propulsión mediante un chorro de agua que les permite navegar en poca profundidad. También tienen capacidad para armamento que se le puede  montar de acuerdo a la misión que vayan a desarrollar.

Serán 4
Estas dos naves hacen parte de un total de 4 que serán entregados a Brasil. Estas dos, las primeras, irán para el Ejército de esa nación y las últimas dos serán entregadas en diciembre e irán para la Marina de Brasil. Las dos primeras serán entregadas en un mes en Manaos (Norte de Brasil).
El contrato por las 4 embarcaciones es de 8 millones de dólares y el tiempo promedio de construcción es de 15 meses.
El diseño fue creado por la Escuela Naval y la Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval, Marítima y Fluvial (Cotecmar)
En todo el proceso, desde el diseño hasta la entrega de las embarcaciones, intervienen más de 150 personas de manera directa y casi 300 de manera indirecta.
“El Estado invierte un dinero en su seguridad y defensa, es bueno que ese dinero se quede en Colombia teniendo la capacidad de elaborar estos productos. También generamos empleo, por eso queremos seguir capacitando a la gente”, agregó Ordóñez.
La venta de las 4 embarcaciones fue una negociación directa entre ambos Gobiernos, Brasil y Colombia.
Las embarcaciones construidas para el Gobierno de Brasil, tienen modificaciones de acuerdo a su diseño original por solicitud del Ejército y la Marina de esta nación de acuerdo a su requerimiento operacional.

Más negociaciones
Cotecmar espera que esta venta propicie otras.
“Se está entregando un producto de calidad, por lo que esperamos que tanto el Ejército como la Marina de Brasil, una vez prueben las  grandes bondades de estas embarcaciones, surjan otras negociaciones con Brasil u otras naciones que tengan necesidad de controlar sus ríos”, manifestó el presidente de Cotecmar. 
“Quiero destacar la labor de hombres y mujeres, desde ingenieros hasta obreros, que han trabajado en estos proyectos porque hay un proceso de diseño, generación de conocimiento y un trabajo físico importante”, agregó.
El Universal conoció que Cotecmar adelanta conversaciones con otros países como Paraguay, Trinidad y Tobago, y Ecuador, quienes han demostrado interés en embarcaciones tipo  OPV como el 7 de Agosto y estas, las LPR, de menor eslora (largo).

eluniversal.com.co