La Armada Nacional confirmó que la guerrilla de las Farc es la responsable del atentado terrorista contra una torre de energía en Buenaventura. Imagen de archivo
La Armada Nacional confirmó que la guerrilla de las Farc es la responsable del atentado terrorista contra una torre de energía en Buenaventura. Imagen de archivo

www.fuerzasmilitares.org (02JUN2015).- La Armada Nacional confirmó que la guerrilla de las Farc es la responsable del atentado terrorista contra una torre de energía en Buenaventura que dejó sin energía eléctrica a toda la región.El ataque con explosivos generó la emergencia en la zona, en especial, en los centros asistenciales por la falta de electricidad para los equipos y demás.

Por tal motivo, las autoridades activaron un plan de contingencia para atender la situación y lograr restablecer el servicio.

La Armada colombiana sobrevoló el lugar del ataque "verificando el derribamiento de la torre 17 ubicada a 27 kilómetros del casco urbano de Buenaventura” y rechazó este atentado “en contra de la población civil de Buenaventura, contra el desarrollo, la tranquilidad y la vida de los ciudadanos”.

Las Fuerzas Militares trabajan en la zona en conjunto para despejar del lugar posibles explosivos y así recuperar la torre de conducción de energía eléctrica.

Epsa confirma acto terrorista

En un comunicado de prensa, EPSA informó que a través de un sobrevuelo realizado en zona rural de Buenaventura, logró confirmar que fue derribada la torre de energía No. 17 del circuito Bajo-Pailón-Tabor, en el sector de Llanobajo, zona rural de dicho municipio.

La compañía informa que ya tiene lista en Buenaventura la torre de emergencia y demás equipos, que tienen un peso de cerca de tres toneladas, los cuales ya están siendo trasladados al aeropuerto de esta localidad para posteriormente ser llevados en un helicóptero de carga hasta la zona e iniciar lo más rápido posible las labores de montaje y lograr restablecerle el servicio a los más de 400.000 mil habitantes que se encuentran sin energía desde las 9:45 a.m.

EPSA también ya tiene lista una cuadrilla de cerca de 50 técnicos que deberán ingresar por tierra a la zona donde fue derriba la torre, una vez los organismos de seguridad cumplan los protocolos para lograr aislar y garantizar el ingreso de todo el personal operativo, con el propósito de que este no corra ningún riesgo.

Dificultades para brindar cargas esenciales

Igualmente, se informa que inmediatamente Buenaventura se quedó sin energía una cuadrilla de cerca de 25 técnicos empezaron a realizar maniobras para lograr brindar servicio a través del circuito Loboguerreo a las cargas esenciales del municipio, es decir, las instituciones prestadoras de salud y los organismos de seguridad, como hospitales, clínicas, la Policía, la Armada Nacional y la cárcel. Esto no ha sido posible debido a las dificultades que presenta dicho circuito a la altura de Cisneros, donde hay presencia de minería y una considerable cantidad de conexiones ilegales, que afectan el normal funcionamiento de esta alternativa a través de la cual en otras oportunidades se ha logrado brindarle el suministro a estas entidades.

EPSA espera el acompañamiento de la administración municipal de Buenaventura y los organismos de seguridad para solucionar esta situación y evitar que se ponga en riesgo la vida de los habitantes.

De qué depende el tiempo para reestablecer el servicio

Finalmente, se informa que el tiempo de restablecimiento del servicio depende de varias circunstancias: 1º de la hora en la que los organismos de seguridad tengan asegurada la zona y autoricen el ingreso del personal operativo, y 2º de las condiciones climatológicas del área, que presenta altos índices de lluviosidad y además es de difícil acceso.

Antecedentes:

En 2014, Buenaventura se quedó sin el servicio por acciones contra la infraestructura eléctrica en dos oportunidades: el 17 de diciembre, cuando se logró restablecer el servicio el 19 de diciembre; y el 28 de julio cuando se logró nuevamente empezar a brindar el suministro el 31 de julio, precisa el informe de la empresa.

elespectador.com