Imprimir
Categoría: Armada Nacional
ARC
Botadura del ARC "Santander" en Cartagena de Indias. Buque del modelo alemán Fassmer OPV-80

www.fuerzasmilitares.org (07DIC2016).- El primero de diciembre de 2016 se realizó en Cartagena de Indias la botadura del tercer patrullero oceánico (OPV) de la clase alemana Fassmer 80, producido bajo licencia en Colombia por el astillero Cotecmar. Esta unidad fue bautizada como ARC "Santander" (PZE-48), homenajeando de esta manera al más grande prócer colombiano de la independencia.

Estos buques, si bien constan del diseño básico de los Fassmer 80 alemanes, han sido mejorados por Cotecmar, empresa que los ha adaptado a las necesidades de la Armada Colombiana. En particular el ARC "Santander" presenta mejoras significativas sobre los dos buques fabricados anteriormente. Tales mejoras incluyen: un cañón mucho más potente en la proa, el Oto Melara de 76 mm., en lugar del 40 mm. de las versiones anteriores; además de un cañón automático M242-ATK Bushmaster de 25 mm, en la cubierta del hangar; en el ARC "Santander" se mejora la propulsión, logrando alcanzar los 21 nudos, mientras que los dos buques anteriores llegan apenas a los 18 nudos; finalmente, se ha fortalecido la estructura de popa para la que la cubierta de vuelo pueda soportar helicópteros medianos, de unas 10 toneladas de peso, además el hangar es un poco mayor para alojar aeronaves de mayores dimensiones. 

La construcción de este OPV-80 "Improved" tardó apenas dos años, gracias a la eficiencia en los procesos y know how que ha logrado el astillero colombiano Cotecmar. Este nuevo buque viene a desarrollar misiones de patrullaje oceánico, de vigilancia costera y de interdicción marítima antinarcóticos. El costo estimado de la unidad es de 63 millones de dólares. La calidad de los buques producidos en Colombia y sus precios competitivos, los convierten en una opción posible para armadas de todo el mundo.

Algunos analistas especializados brasileros del prestigioso medio planobrazil.com han manifestado admiración por los logros de Cotecmar, en particular en lo relacionado con los OPV-80, y hacen una comparación económica en torno al proyecto brasilero denominado CV03, un modelo de corbeta al que se denomina "Tamandaré", cuyo costo por unidad es de 450 millones de dólares, monto con el que Cotecmar podría fabricar siete (7) OPV-80 al precio declarado de 63 millones de dólares por unidad.

Obviamente las corbetas "Tamandaré" y los OPV-80 son modelos para distintos cometidos y por lo tanto con capacidades diferentes. La corbeta desplaza unas 2.750 toneladas, mientras que el modelo de Fassmer apenas desplaza 1.900 toneladas. El armamento de la corbeta es mucho más potente y por supuesto más costoso. Sin embargo la presencia en el mar territorial y zona económica exclusiva sería mayor -en tiempo y espacio- con siete unidades como los OPV-80, en lugar de una sola corveta. Dicho sea de paso que Brasil planea fabricar 5 Tamandaré, lo que equivale en dinero a 35 patrulleros OPV-80 producidos por Cotecmar.

Destacan los analistas brasileros una serie de problemas que se han presentado al interior de la Armada de su país, que han implicado retrasos en las entregas de algunos buques, o la existencia de proyectos muy costosos que consumen los recursos del presupuesto y que no redundan necesariamente en una mejora en la eficiencia operativa.

En los últimos siete años, Cotecmar ha fabricado 3 OPV 80, 4 buques de desembarco de 600 toneladas, un CPV-46 y al menos diez botes fluviales artillados LPR-40, de estos últimos Brasil adquirió algunas unidades. Recientemente se ha firmado un contrato para proveer a Honduras de un "Buque de Apoyo Logístico y de Cabotaje" (BAL-C), eufemismo comercial para denominar a un Buques de Desembarco Anfibio Utilitario. Los éxitos técnicos de la empresa colombiana se empiezan a traducir en éxitos comerciales.

 

(Douglas Hernández, Medellín)