Imagen Ilustrativa

www.fuerzasmilitares.org (13NOV2020).- Plan Candado permitió el rescate de un ganadero y comerciante, quien había sido secuestrado y conducido en un vehículo hurtado hasta el departamento de Casanare.

Una rápida reacción mediante la activación del Plan Candado entre soldados de la Cuarta División del Ejército Nacional y el Departamento de Policía Meta frustró una acción de secuestro en contra de un ganadero, en zona rural del municipio de Puerto López, vereda La Venturosa, quien habría sido forzado a descender de su vehículo personal por sujetos armados, para ser embarcado en un tercer automotor.

Gracias a la oportuna denuncia de la comunidad, y a la efectiva reacción de los uniformados de la vigilancia, se coordinó en compañía de tropas de la Cuarta División del Ejército Nacional, el Plan Candado en toda la zona rural de ese municipio, abarcando las entradas y salidas del mismo, demostrando así, la capacidad operativa entre estas dos instituciones, y siendo la clave para dar con el rescate del señor Luis Darío Londoño.

Una vez identificada las características físicas del automotor, el cual toma la ruta hacía el municipio de Barranca de Upía, fue interceptado por las patrullas del cuadrante; sin embargo, desde el vehículo estas personas accionaron sus armas de fuego en contra de las autoridades, lo que por fortuna no generó heridos.

Esta persecución avanzó hasta límites con el departamento del Casanare, donde más uniformados se sumaron a la misma, apoyando el cerco de ruta para estas personas, los cuales en una maniobra peligrosa producen el volcamiento del vehículo, y desde allí, emprendieron la huida hacía zona boscosa de la vereda Caribayona, municipio de Villanueva, Casanare, donde dejaron abandonada a la víctima y un arma de fuego tipo pistola.
En el hecho se adelantaron las labores de búsqueda y registro sobre el área, hasta dar con la captura de uno de los sujetos que al parecer estaría implicado en el secuestro, y quien ya se encuentra a disposición de la Fiscalía 8, con el fin de ser llevado a proceso de legalización de su captura.

Al señor Londoño, comerciante y ganadero secuestrado, se le restablecieron sus derechos, una vez rescatado, fue puesto a disposición de la autoridad judicial competente para ampliar la investigación de sus captores. Se conoció por medio de las autoridades que no había recibido llamadas ni mensajes intimidatorios para exigir sumas de dinero.

La víctima de este hecho, en compañía de su familia, agradeció la labor de los uniformados, quienes arriesgando su vida lograron liberarlo sano y salvo a las dos horas de haberse producido el hecho.
 
(ejercito.mil.co)