Descenso con soga rápida desde un Blackhawk del EjércitoDenominada COMPAÑIA “R/P”, donde se concentra el esfuerzo operacional para la extracción de todo nuestro personal caído en el campo de combate, centralizándonos en el entrenamiento fuerte y combinado con nuestra fuerzas militares y entidades gubernamentales.

La recuperación de personal es un término que involucra diferentes tipos de misiones como las de CASEVAC-CSAR-MEDEVAC Y SAR recuperaciones por medio de la fuerza y/o por medio de la negociación, mediante una combinación de esfuerzos militares, civiles y políticos. 

La creación y entrenamiento de las Unidades de Recuperación de Personal es prioritaria y de vital importancia en este momento de acuerdo al aumento de las unidades y las misiones militares que han traído la política de seguridad democrática de la presidencia de la República el cual ha tenido aumento significativo en nuestras capacidades. 

Pioneros en Recuperación de Personal: el 28 de mayo de 1997 se crea por ley el Batallón de Helicópteros del Ejército en la Base Militar de Tolemaida con la misión específica de ejecutar misiones de asalto y movimiento aéreo para proveer movilidad y maniobra táctica aérea a todas las unidades terrestres de nuestro ejército en el campo operacional, así como desarrollar misiones de Comando y Control, Evacuación aérea limitada, de inteligencia Búsqueda y Rescate en Combate y capacitación de pilotos y tripulantes. 

Esta unidad táctica se caracteriza por la sincronización en uso del tiempo y el espacio y los recursos necesarios para producir el máximo poder en el momento y lugar decisivo en operaciones de combate, ya que las unidades de aviación se integran completamente con otros miembros del equipo de armas combinadas para conformar fuerzas de asalto aéreo poderosas y flexibles, que puedan proyectar capacidad operacional a través del campo de batalla.

La adquisición de estas aeronaves conlleva a otra delicada responsabilidad, la de Preservar y salvar las vidas, de tripulaciones y Soldados orgánicos de las unidades de tierra quienes diariamente caen heridos en la lucha contra el terrorismo en nuestro país, ya con el inicio de las operaciones de la Aviación del ejercito inician las misiones de apoyo y servicio para el combate las cuales enmarcan en su doctrina y cobijan los principios de Búsqueda y Rescate en Combate las cuales se vienen desarrollando día a día al interior de nuestras filas.

Este grupo elite de hombres, junto con otros Oficiales y Suboficiales de igual forma seleccionados por su espíritu, valor y abnegación el 17 de enero del 2000 iniciaron el primer curso para la formación de Rescatistas aerotransportados, con instructores de la Escuela Colombiana de Seguridad, Rescate y Montañismo. Para asegurar el éxito en esta nueva misión que se les encomendaba continuaron su entrenamiento con el apoyo de otras entidades como la Cruz Roja, la Defensa Civil, y la Empresa DYNCORP culminando la ardua preparación seis (06) meses después de su incorporación quedando listos para efectuar las labores de Búsqueda y Rescate, Evacuaciones Medicas y misiones de búsqueda y rescate.

Mejoramiento continuo: transcurridos unos años, la experiencia recibida y el asesoramiento internacional se reestructura la compañía CSAR y se crea la compañía de Recuperación de Personal “R/P” del Ejercito de Colombia la cual se ha constituido como la unidad con mayor disposición, capacidad y efectividad con la que cuentan nuestras Fuerzas Armadas, esta facilita la compleja labor de nuestra fuerza en la lucha contra el Narcoterrorismo y el accionar delictivo de los grupos al margen de la ley siendo un apoyo decisivo a la unidades comprometidas en combate en todo el territorio nacional ya que cuenta con Unidades de Recuperación destacados puntos estratégicos que facilitan la reacción y extracción del personal fuera de combate en el campo operacional.

De instruidos a Instructores: a mediados del año 2002 con la experiencia adquirida mediante numerosos rescates realizados a todo nuestro Ejercito como también al personal de la Armada Nacional, la Policía, y aeronaves siniestradas de la Fuerza Aérea, esto en marcándonos dentro del Servicio Nacional de Atención de Desastres y en cumplimiento con el plan trazado por el Comando Superior para la modernización y reestructuración de las Fuerzas, se inicia con el entrenamiento a otras Fuerzas y entidades gubernamentales iniciando con el primer curso de Recuperación de Personal dirigido y orientado a integrantes de la Armada (Infantería de Marina) lo cual abriría las puertas para miembros de la Policía, Defensa Civil y Cuerpo de Bomberos, para que tuviesen un adiestramiento en rescate adaptado y equivalente a cada una de sus instituciones por el Ejercito de Colombia, teniendo en cuenta que el conocimiento no debe ser individual y compartirlo nos ha hecho más fuertes como institución. 

Adelantado en la Ciudad de Leticia (Amazonas) dirigido a personal del Ejercito Brasilero y entidades de Socorro y Salvamento del Brasil, Perú y Colombia. Una vez establecidas estas bases de trabajo se inicia con el trabajo conjunto donde participan inicialmente miembros de la Armada Nacional quienes asisten como integrantes. Aprendices, de los equipos de Rescate del Batallón de Helicópteros y luego se hace extensivo a los grupos C.O.R de la Policía Nacional fortaleciendo tanto los vínculos académicos como e interinstitucionales. 

Apoyamos donde nos necesiten: “aun en condiciones adversas donde un colombiano nos necesite allí estaremos” en el año 2000, la Fuerza Aérea Colombiana la lamentable pérdida de una de sus tripulaciones y fue la del AC-47 en el Cerro Monte suma, el Grupo de rescate más cercano del ejercito la solidaridad, fraternidad y apoyo mutuo entre Fuerzas se dirigió al sitio para colaborar con la evacuación de nuestros hombres fallecidos.

En el presente contamos con las herramientas que la tecnología nos brinda pero lo más importante, es que contamos con el espíritu del Soldado Colombiano reflejado en el riesgo diario de su propia vida para salvar las de sus hermanos de armas que hacen de esta compañía y de su ejercito una Unidad Pionera en Recuperación de Personal que al mismo tiempo hace parte del Comité Nacional de Prevención de Desastres y es miembro activo de la red de apoyo de la Aeronáutica Civil. 

Hoy día la Compañía de “R/P” del BASPA No. 25, se proyecta como una Unidad eficiente, con espíritu de superación y encaminada a suplir las necesidades que requiera la Aviación del Ejército a todos nuestro hombres en el campo combate l, yendo a la vanguardia del crecimiento de la Unidad Operativa Menor y fieles al cumplimiento de la misión institucional, con la más sincera fidelidad.

ejercito.mil.co