El Sargento Aurenide José Dos Santos del Exército Brasileiro en compañía de Douglas Hernández, editor de fuerzasmilitares.orgEn el marco de la Feria Internacional de Defensa y Seguridad "Expodefensa III", realizada en Corferias de Bogota, entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre de 2012, tuvimos la oportunidad de conocer al Sargento Aurenide José Dos Santos, miembro del Exército Brasileiro.

En la distancia nos llamó la atención su uniforme camuflado, distinto al estándar usado por nuestras Fuerzas Militares. Por ello nos acercamos al lugar donde él estaba con el fn de conocer quién era y por qué estaba junto a los vehículos de la Caballería Colombiana allí expuestos. Al llegar a su lado nos percatamos de las insignias que lo identificaban como un militar de Brasil. Lo saludamos y nos presentamos como representantes del portal militar más antiguo y mejor posicionado de Colombia, solicitándole -de ser posible- una breve entrevista. A lo que él muy amablemente accedió.

Nuestra primera pregunta fue la más básica, ¿por qué quiso hacer carrera militar?, a lo que contestó que se dió cuenta de su vocación mientras prestaba el Servicio Militar Obligatorio, decidiéndose a ingresar a la Escola de Sargentos das Armas (que viene a ser como nuestra Escuela de Suboficiales "Sargento Inocencio Chincá"). En el momento de su incorporación el curso duraba apenas un año, mientras que hoy en día su duración es de 1 año y medio. A los seis meses de formación tuvo la oportunidad de escoger su especialidad, decidiéndose por la Caballería.

Al egresar como 3º Sargento, fue destinado al 5 RCMec (Regimento de Cavalaria Mecanizado), ubicado en la población de Quarai (RS) al sur del Brasil, en la frontera con Uruguay. Luego de este primer destino, el Sargento Aurende fue enviado por 4 años como instructor a la Escola de Sargentos das Armas, donde se especializó en táctica de Blindados.

Una nueva etapa comenzó cuando fue destinado al 12 RCMec en Jaguarao (RS). Esta es la unidad militar situada en la parte más meridional (al sur) de Brasil, justo en medio de la ruta del Mercosur que une a  Porto Alegre (Brasil) con Montevideo (Uruguay), quedando a 380 kilómetros de cada ciudad. Allí se desempeñó en la sección de planeamiento e instrucción, lo que vendría siendo como nuestra sección tercera (S3) en las unidades tácticas.

De Jaguarao fue trasladado luego a la 4ª Brigada de Cavalaria Mecanizada (4ª Bda C Mec), unidad ubicada en Dourados, en Mato Grosso do Sul. El área de influencia de esta unidad militar comprende toda la región sur de ese estado, y es administrada por el Comando Militar do Oeste, con sede en Campo Grande. Aquí también trabajó en planeamiento e instrucción, pero a nivel Brigada.

Estando allí le llegó la noticia de que sus superiores lo habían seleccionado para ser el segundo suboficial del Exército que sería enviado a Colombia como instructor a la Escuela de Caballería del Ejército Nacional de Colombia. Un reto enorme sin duda alguna, pero menos por los asuntos militares, que por el tema de la cultura y el idioma.

Resulta que Colombia emplea los mismos vehículos blindados que se usan en Brasil, de hecho todos fueron fabricados por la empresa brasilera Engenheiros Especializados (ENGESA). Se trata del vehículo de reconocimiento EE-9 Cascavel y del transporte blindado EE-11 Urutú. Material con el que él había trabajado toda su carrera militar. Para resolver el tema del idioma, tanto él como su familia -que le acompañaría durante el año de comisión al exterior- recibieron clases de español por cuenta del Exército Brasileiro.

El Sargento Aurenide es casado y tiene una hija. Nos contó que todos se habían adaptado muy bien a su vida en Bogotá, que habían hecho grandes amigos, que su niña se había integrado muy bien en su nueva escuela, y que a todos les dolía mucho tener que partir. Que incluso les agradaría quedarse a vivir en Bogotá. Sin embargo el deber militar exige cumplir las ordenes, y él y su familia deben retornar a Brasil en enero del 2013, cuando vendrá otro Sargento a continuar la labor de cooperación internacional que Brasil y Colombia llevan adelante en múltiples escenarios.

Hablando sobre sus labores de instructor, nos contó que daba clases de Táctica de Blindados y Armamento de Caballería, en esta segunda área especificamente es experto en ametralladoras .50, morteros, ametralladoras MAG, y el cañón EC-90 -que es el que lleva el Cascavel-, le preguntamos que si también en el Cañón Sin Retroceso de 106 mm, y nos dijo que no, que esa Arma en el Ejército Brasileiro era asignada a la Infantería y no a la Caballería. En el desarrollo de sus funciones ha acompañado maniobras y ejercicios de tiro de la Caballería, realizadas en el Fuerte Militar de Tolemaida.

A propósito de eso, le preguntamos a este experto si de acuerdo a su experiencia el prototipo de Cascavel modernizado por una empresa colombiana (el que aparece en la foto), realmente presentaba mejorías técnicas y tácticas en relación con un Cascavel sin modernizar, y nos contestó que efectivamente las mejoras eran notables, y que sería una buena idea modernizar toda la flota con esos o parecidos estándares. A paso seguido tocamos el punto de la munción. Concretamente le consultamos si las capacidades del vehículo aumentarían con munición más moderna, al punto de poder enfrentar a un MBT, empleando las tácticas adecuadas, y nos confirmó nuestra hipótesis, asegurando que eso ciertamente era posible.

Le preguntamos quién era su jefe en estos momentos, y nos contestó que tenía dos, por un lado el Director de la Escuela de Caballería del Ejército de Colombia en relación a su trabajo diario, y por el otro el señor Agregado Militar de la Embajada de Brasil en Colombia, de quien dependía en todo lo relacionado con el Exército Brasileiro.

Nos pareció que el Sargento Aurenide José Dos Santos es una persona muy agradable, amable en su trato, y dotada de eso que llaman "don de gente". No lo imaginamos dirigiendo una sangrienta carga de Caballería, y sin embargo para eso está formado, y eso es lo que vino a enseñarnos a hacer: a sacar el mejor provecho del personal, las armas y los equipos, disponibles en la Caballería Colombiana. Para que -si llegase el momento fatal del combate blindado-, tuviesemos las mejores posibilidades de alcanzar la victoria.

Vaya para el sargento Aurenide, su señora esposa y su niña, el agradecimiento de los colombianos de bien, -y en particular del equipo que conforma www.fuerzasmilitares.org- por la labor realizada, por su aporte a nuestra sociedad, y por su amistad y entrega. Aquí deja buenos amigos, y una nación agradecida.

 

Prensa de www.fuerzasmilitares.org