Imagen de archivoUn fiscal de la Unidad de Derechos Humanos envió a la cárcel al soldado profesional Andrés de Jesús Jiménez Rico como su presunta participación en el homicidio agravado de Laureano Bonivento Uriana, miembro de la etnia wayúu.

Según la investigación, una patrulla del Batallón de Infantería Mecanizada No.6 recorría la ranchería Pasajera, en jurisdicción de Riohacha (Guajira), donde se encontraban un grupo de indígenas.

Testigos indicaron que el soldado profesional disparó su fusil en contra de la víctima,que supuestamente pretendía atacarlo con una escopeta.

Por los hechos ocurridos el 12 de septiembre de 2002 se encuentran investigados otros cuatro militares por el delito de favorecimiento.

elespectador.com