Cabina de los UH-60i adquiridos por el Ejército Nacional.Los cinco nuevos helicópteros Sikorsky S-70i que se adquirieron en Estados Unidos y fueron traídos en vuelo por oficiales y suboficiales de la Aviación del Ejército, han llegado a Colombia (ver noticias anteriores al respecto: 1 y 2). Una vista de la cabina de estos aparatos revela su tremenda sofisticación, siendo estos tal vez los Blackhawk con mejor aviónica al servicio de las Fuerzas Militares de Colombia.

A grosso modo, la cabina cuenta con:

- Cuatro pantallas MFD (Multi-Function Displays), con tres modos primarios de vuelo, un modo de navegación, un modo de instrumentos de motor y combustible, y un modo de alertas y recomendaciones.

- Sistema de Alerta de Proximidad del Terreno MFD (Terrain Awareness Warning System).

- Doble sistema digital de control de vuelo, con director de vuelo integrado.

- Doble display digital con panel de control.

- Instrumentos digitales de espera.

- Reloj digital.

- Panel maestro de advertencias doble.

Modos de pantalla MFD de los S-70i adquiridos por el Ejército Nacional.- Doble sistema pitot estático.

- Doble computador de datos de vuelo.


La aviónica está representada por:

- Radar altímetro APN-209.

- Dos radios de comunicación MXF-4027 VHF/UHF-AM/FM

- Panel de control para respaldo de las comunicaciones.

- 4 Estaciones de ICS Digital.

- Transponder IFF APX-117.

- VOR/ILS ARN-147(V).
- LF/ADF ARN-149(V).

- Doble sistema de navegacion inercial GPS/INS H746.

- Transmisor de localización de emergencia (ELT) C406N.
- Mapas digitales.

- Visores de tormenta WX500

 

Estos helicópteros representan una importante adquisición para la División de Aviación Asalto Aéreo del Ejército Nacional, pues son aeronaves que usan las últimas tecnologías aeronáuticas y tienen la posibilidad de recibir varias configuraciones, entre ellas transporte general, transporte de personal, búsqueda y rescate en combate (C-SAR) y evacuación médica con 3 o 6 camillas más el personal sanitario. Todos vienen con una grúa de rescate incorporada. Hay que tener en cuenta además que se les puede aplicar diferentes kids de blindaje y armamento, lo que los potenciaría aun más, aumentando su versatilidad.

Configuraciones de cabina de los nuevos S-70i adquiridos por el Ejército Nacional.Los helicópteros del Ejército Nacional de Colombia están equipados con diversos modelos de ametralladoras, que van instaladas en sus laterales y son operados por suboficiales artilleros. En el caso particular de los UH-60 es común verlos equipados con ametralladoras multitbo GAU-17 de 7,62x51 mm. OTAN. Sin embargo, por el momento no se cuenta con nada parecido al helicóptero AH-60L Arpía III en uso por la Fuerza Aérea Colombiana. Mucho se ha debatido en las distintas comunidades de internet sobre las ventajas y desventajas de que el Ejército cuente con helicópteros artillados pesados como el Arpía, en lo que todos parecen coincidir es en el interés del Ejército Nacional por poseer sus propios "helicópteros de ataque" (sic). Sin duda alguna, en este momento histórico estos helicópteros S-70i serían la plataforma ideal para aplicarle los correspondientes kits de armamento, blindaje y sensores (FLIR) que son usados por los Arpía, y es claro que pasarían a ser los del Ejército los helicópteros más poderosos de las Fuerzas Militares de Colombia. Claro está que, teniendo en cuenta la doctrina vigente, haría falta mucha voluntad política para "independizar" al Ejército del apoyo aéreo de los Arpías del Comando Aéreo de Combate N° 5 de la Fuerza Aérea Colombiana. 

En este orden de ideas, no está de más comentar que actualmente el General Rey -fundador, ideólogo, impulsor, y comandante por muchos años de la Aviación del Ejército- es el Director de Operaciones del Ejército Colombiano, y que por lealtad y tradición él ha de seguir obrando en favor de su arma. En www.fuerzasmilitares.org estimamos que el General Rey llegará a ser Comandante del Ejército, teniendo en cuenta su extraordinaria hoja de vida, lo bien preparado que está y los logros que han obtenido las unidades bajo su acertado liderazgo. De igual modo pensamos que más temprano que tarde el Ejército de Colombia tendrá sus propios helicópteros especializados el apoyo a superficie, y creemos que estos S-70i podrían ser el primer paso en ese camino.

Esta adquisición también nos acerca más a los Estados Unidos y nos distancia de Rusia. A pesar de que los Blackhawk son más costosos que los Mil Mi-17 de origen ruso, el Ejército ha realizado nuevas compras del equipo estadounidense, mientras que de los Mi-17 no hemos comprado más, ni se vislumbran nuevas compras en el corto plazo.

Sikorsky ha sabido explotar comercialmente la cercanía política de los gobiernos de Colombia y los Estados Unidos, al punto de haber decidido colocar en Colombia un centro de entrenamiento dotado con un sofisticado simulador, mientras ofrece un impecable servicio postventa, que además se ve beneficiado por una iniciativa nacional llamada SILOG (Sinergia Logistica), que pretende unificar el manejo de inventarios de repuestos, partes y suministros de equipos comunes en las diferentes instituciones de la Fuerza Pública (el UH-60 es usado por el Ejército, la Fuerza Aérea y la Policía Nacional). Con la coincidencia de que lo primero que se optimizo fue el manejo de los inventarios de repuestos de los UH-60, de ahí que esto minimizó los tiempos para reparar los helicópteros, haciendo más eficiente y efectivo el uso de los materiales disponibles en el país, y el manejo de las compras a la casa fabricante. Logicamente esto jugó en contra de los Mi-17, que tienen que pasar más tiempo en tierra cuando sufren alguna avería, y dan la impresión (subjetiva por demás) de ser "menos buenos" que los Blackhawk.

En todo caso, la llegada de los S-70i para el Batallón de Operaciones Especiales de Aviación del Ejército - BAOEA no podría ser más oportuna, pues nos encontramos en la tacitura de machacar a las FARC para fortalecer la posición negociadora del Gobierno Nacional en los diálogos de paz que se desarrollan en La Habana, Cuba.

Prensa de www.fuerzasmilitares.org