Ejército Colombiano: Patria, Honor, LealtadMi orgullo es ser militar, es mi profesión, encima de mis hombros va todo un pueblo, yo represento mi país y mi familia ha luchado y aguantado conmigo cada suceso de la vida, me ha dado la energía y el ánimo necesario para seguir. 

Soldado Profesional Jairo Antonio Moreno

La familia es la mano derecha del militar, es la fuerza y la moral, la que los impulsa a seguir realizando con Fe en la causa la heroica labor de contribuir al mantenimiento de la paz del país, llevando seguridad y tranquilidad a los hogares colombianos aun cuando muchas veces deban posponer encuentros con los suyos.

El Soldado Profesional Jairo Antonio Moreno Mosquera, orgánico de la Brigada de Fuerzas Especiales, y su familia son un ejemplo de apoyo al Soldado en su lucha desinteresada por preservar la soberanía colombiana.Con una trayectoria de 17 años de servicio en el Ejército, este hombre que se desempeña como coordinador de Sanidad de la Brigada de Fuerzas Especiales en asistencia médica y sicológica para heridos en combate y sus familias, ha contribuido a que las lesiones de los pacientes curen más rápido al lado de sus seres queridos.

Su labor es voluntad y aptitud propia, pues a pesar de que se le han presentado obstáculos a lo largo de su vida se ha esforzado por estudiar, con apoyo de su esposa y de la Fuerza logró terminar el bachillerato y luego continuar preparándose como paramédico, estas herramientas le permitieron atender en el área a sus compañeros heridos en combate, hasta el día en que él fue víctima también del conflicto. 

Después de recuperarse quiso continuar colaborando, entonces desde el Hospital Militar Central, en su nuevo cargo empezó a coordinar toda la atención necesaria para aquellos integrantes de su Unidad que por su condición médica especial debían ser trasladados, y a asegurar la estadía de los familiares durante el tratamiento.

El héroe de los niños

Ana María y David, hijos del Soldado Moreno, afirman Mi papá es un héroe, y aunque su trabajo algunas veces no le permitió compartir las fechas especiales, ellos están dispuestos a acompañarlo siempre en su labor, al igual que su esposa Alejandra Rodríguez quien se siente orgullosa y enamorada de lo que hace su esposo, pues para ella él es un gran hombre, porque con su nobleza ayuda a otras personas desinteresadamente sin importar las condiciones en las que estén, dispuesto a trasnochar, sacrificar su vida y brindar su propio hogar a gente que muchas veces no conoce, simplemente con el fin de ayudarlas y hacerlas sentir mejor.

Prensa del Ejército