Ernesto Alirio Unigarro, secuestrado por el frente Comuneros del Sur el pasado 16 de febreroEn desarrollo de Operaciones ofensivas, Tropas de la Tercera División adscritas al Comando Conjunto de Sur Occidente, logran la liberación de un comerciante que se encontraba en poder del Frente Comuneros del Sur del ELN.

Gracias a la presión que ejercieron tropas de la Fuerza de Tarea Pegaso del Ejército Nacional, un comerciante de Nariño que en días pasados había sido secuestrado por el ELN, recobró su libertad en las últimas horas en zona rural de Samaniego, Nariño.

El negociante Ernesto Alirio Unigarro, secuestrado por el frente Comuneros del Sur el pasado 16 de febrero, fue ubicado por los efectivos militares en inmediaciones de la vereda Betania, luego que escapara ante la intranquilidad de sus captores que advirtieron la presencia de los soldados que perseguían su rescate en el marco de la operación Majestad.

El trabajo de inteligencia que llevó a cabo la Fuerza de Tarea Pegaso sobre los movimientos del plagiado en el área de operaciones, así como la inserción de tropas en puntos críticos de la jurisdicción, facilitó la fuga de este ciudadano de 47 años de edad y natural del municipio nariñense de Ospina Pérez.

El plagio de Unirrago se produjo en una vía de la vereda Santa Rosa de la localidad de Santacruz de Guachavez, cuando éste se desplazaba en compañía de otras tres personas a bordo de un campero Nissan color verde. Dos de los acompañantes del liberado fueron asesinados en el lugar del secuestro y el tercero resultó herido.

Después del secuestro, el comerciante nariñense fue conducido rumbo a una zona montañosa de la vereda El Maizal de Santacruz a bordo de una camioneta cuatro puertas, color rojo.

Esta liberación se produce gracias al trabajo  constante de la Fuerza de Tarea Pegaso, que desde el mismo momento de la noticia del secuestro desarrolló maniobras militares

tendientes a dar con el paradero de los plagiarios, controlando caminos, carreteras y trochas y coordinando un completo trabajo de inteligencia que hoy arroja sus frutos.

Ayer, gracias al trabajo arduo de las tropas, y después de dos días de camino soportando las inclemencias del tiempo y del terreno, pudo salir a un lugar donde fueron recogidos por unos vehículos del Ejército para lograr hoy el  reencuentro con su familia.

Prensa Tercera División del Ejército Nacional