Imagen de archivoAl considerar que se presentó una negligencia de sus superiores y que los uniformados con contaban con las medidas de seguridad exigidas, el Consejo de Estado condenó al Ejército Nacional que murieron cuando fueron atacados por un grupo armado ilegal cuando se movilizaban en una chalupa que transitaba por el río Caribona, en el municipio de Villa Nueva, Bolívar.

En la decisión se consideró que el hecho se presentó debido a la negligencia del comandante de la patrulla, quien contravino la orden superior de no efectuar desplazamiento de la tropa por ríos de la zona y, además, desconoció todas las medidas de seguridad prescritas en el manual de procedimientos antiguerrilla, que ordenaban dotar al personal de chalecos salvavidas y sogas, entre otros.

El alto tribunal consideró que al momento de la movilización los soldados se encontraban en un estado “precario de seguridad” puesto que se hizo en horas de la noche, en una embarcación civil desarmada, carente de blindaje o protección y sin chalecos salvavidas.

El tribunal de lo contencioso administrativo rechazó los argumentos presentados por el Ejército que argumentó que el daño a la embarcación se presentó debido al ataque de los subversivos y no a la falta de chalecos salvavidas.

En este punto se respondió que debido a que el río era caudaloso y profundo, se ahogaron nueve militares que sabían nadar. “No se previó una alternativa para el regreso de los soldados, en caso de que los motoristas no los esperaran en las chalupas; no se hizo reconocimiento de la zona antes de abordar la embarcación”, indicó.

Por estos hechos, la sección tercera del Consejo de Estado ordenó el pago de 900 millones de pesos como prejuicios morales y materiales a los familiares de las dos víctimas.

elespectador.com