S-70I en entrenamiento OMAGALa geografía colombiana genera algunas dificultades a la hora de realizar operaciones terrestres, para subsanar estos obstáculos el Ejército Nacional cuenta con personal especializado que apoya desde el aire a las tropas en tierra, para estas labores se hace necesaria la capacitación de los pilotos y tripulantes, garantizando las herramientas necesarias para alcanzar misiones exitosas.

En la ciudad de Tunja, Boyacá, finalizó el curso de Operaciones en Montaña y Aterrizaje a Gran Altitud (OMAGA) con una duración de 15 días, dónde tripulaciones del Batallón de Operaciones Especiales de Aviación, realizaron entrenamiento de misiones a gran altitud con el fin de ampliar la capacidad en esta Unidad Táctica y aumentar los estándares de seguridad en la ejecución de misiones con los nuevos helicópteros Black Hawk S-70I. Demostrando así la posibilidad de entrenamiento en altura que se puede llevar a cabo en Colombia gracias a su topografía que brinda un nivel exigente en este tipo de instrucción. 

En total fueron dieciséis militares entre oficiales y suboficiales entrenados, dentro del personal se encontraban tres Instructores, tres pilotos al mando, cuatro pilotos, dos instructores de tripulantes, un jefe de tripulación y tres tripulantes de vuelo. 

El fortalecimiento del arma de aviación hace posible la ejecución de labores impensables desde tierra, garantizando la soberanía y protección de todo el Territorio Nacional.

Prensa Ejército