Alías SalcedoEra acusado de ataques en contra de policías, secuestros, desplazamiento, reclutamiento forzado. Era el cabecilla de la comisión de finanzas del frente 21 y terminó abatido en la noche del viernes tras combates librados con tropas del Batallón José Domingo Caicedo adscritas a la Quinta División del Ejército.

Desde hace 31 años hacía parte de las Farc y fue miembro principal del anillo de seguridad que custodiaba a alias 'Mono Jojoy', pero llegó al Cauca e hizo parte de la columna Jacobo Arenas.

En el 2005 se fugó de la cárcel Picaleña, de Ibagué, y estaba acusado de los asesinatos del concejal de Chaparral Uriel Prieto, así como de Mario de Jesús Cardozo, ex candidato a la Alcaldía de ese municipio.

Además de coordinar extorsiones y recolectar pagos por este delito, tenía como misión conformar nuevamente el desaparecido frente 50 de las Farc.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, que visitó Ibagué, destacó las acciones de la Fuerza Pública en el Tolima.

"Felicitaciones a nuestros miembros de las fuerzas militares, que tantos logros le generan permanentemente a todos los colombianos", dijo el ministro que coordinó el viernes en Ibagué un encuentro de alcaldes para asumir temas de seguridad.

"Este es un gran trabajo de las tropas, es una operación extraordinaria, con inteligencia muy efectiva que hizo caer este bandido. Este gran resultado causará tranquilidad al Tolima, pues alias 'Salcedo' era el encargado de las extorsiones y quema de automotores" indicó el ministro de Defensa.

Alias 'Salcedo', de 46 años, fue pieza fundamental para el Comando Conjunto Central porque encabezaba la compañía de manejo de masas y finanzas con acciones en los municipios de Rovira, Ortega, Chaparral y San Antonio, en Tolima.

Era acusado de ataques en contra la Fuerza Pública, secuestros, desplazamiento y reclutamiento forzado.

Capturan a 8 milicianos del frente 25

Así mismo, el general Henry William Torres, comandante de la Quinta División, dio a conocer las capturas de ocho integrantes de la red de apoyo del frente 25 de las Farc, contra quienes existían órdenes de captura por rebelión.

"Estos hombres hacían manejo de masas, pretendía influir en la población civil, y más grave aún, en el reclutamiento de menores" indicó el general Torres, y agregó que las milicias "son más dañinas que los guerrilleros armados, porque se enquistan en la poblaciòn civil y siguen amedrentándolas".

Las capturas se registraron en los municipios de Dolores, Prado y Villarrica (Tolima) a'´i como en Colombia (Huila).

Quedaron a órdenes de la Fiscalía seccional en Purificación.

eltiempo.com