Militares colombianos en Fort Hood. Foto de Frederick Hoytwwww.fuerzasmilitares.org (03DIC2013).- Como parte de una visita organizada por el Comando Sur de los Estados Unidos, una delegación del Ejército de Colombia viajó al Fuerte Hood, en Texas, sede del 3er Regimiento de Caballería y del Centro de Entrenamiento de Armas Combinadas, para aprender mas sobre los vehículos Striker y su formas de operar.

Allí el Escuadrón "Sabre" del 3er Regimiento de Caballería realizó demostraciones sobre las capacidades técnicas y operacionales del equipo Striker. Esta es la primera vez que el personal militar colombiano que conformará el primer Batallón dotado con este vehículo blindado, visita el Fuerte Hood.

El Ejército Colombiano se encuentra en eun proceso de transformación y modernización, que incluye la dotación de una Brigada de Armas Combianadas, que será completada hacia el 2020. Una Brigada de Armas Combinadas, usualmente se compone de infantería y elementos blindados.

El Comando Sur de los Estados Unidos de América ha estado asesorando al Ejército Colombiano en la conformación y equipamiento de esta Brigada. Esta visita al Fuerte Hood es el resultado de meses de planeamiento y del esfuerzo de los involucrados. La delegación colombiana estará en EE.UU. por una semana realizando diferentes actividades que contribuirán al objetivo propuesto. Precisamente en el mes de julio de este año, y a petición del Ejército Colombiano, una delegación del US Army estuvo durante 10 días en Colombia brindadno asesoría en este proceso, concretamente en cómo insertar una unidad dotada del Light Armored Vehicle III "Striker" en la nueva doctrina planteada para el post-conflicto.

Entre la delegación colombiana que visita los Estados Unidos está el Teniente Coronel Norman Rey, quien será el primer comandante del batallón dotado con estos blindados. ElTeniente Coronel Rey, dijo en una entrevista: "Este viaje es muy importante para nosotros, porque el ejército colombiano está pasando por un proceso de transformación. El ejército de Estados Unidos nos ha dado buenos consejos y ha sido de gran ayuda durante todo este proceso. También estamos esperando para transferir nuestros aprendizajes. Queremos que los cambios técnicos, tácticos y doctrinales a nuestro ejército se lleven a cabo de la manera más eficiente posible. Estamos tratando de ayudar a facilitar esta transformación positiva dentro de nuestro país y de nuestro ejército para el beneficio de nuestros ciudadanos y de la región. Este nuevo equipo nos dará la capacidad multi-misión y esperamos con interés los compromisos conjuntos futuros y ejercicios de entrenamiento con los EE.UU. y nuestros socios regionales."

Hasta ahora la infantería mecanizada en Colombia había estado dotada con los vehículos a oruga M-113 que a lo largo de su vida operacional han pasado por varios procesos de repotenciación y modernización. La adquisición de los LAV III Stiker, representa un salto cualitativo para el Ejército Nacional, en tanto estos vehículos son el estado del arte en cuanto a transportes blindados de infantería. La cantidad de vehículos adquiridos es poca, siguiendo la (inexplicable) tradición de las Fuerzas Militares de Colombia. Sin embargo, se espera que los buenos resultados que se obtengan con este material, motiven la adquisición de más unidades y se logre equipar con ellos a varios batallones de Infantería Mecanizada.

Prensa de www.fuerzasmilitares.org 

Con información de jbsa.af.mil / Frederick Hoyd