Tras cuatro años de intensas labores de desminado, el Ejército declaró al municipio de San Carlos, Antioquia, como primer municipio libre de minas antipersonales y confirmó que cerca de 2.700 familias retornaron a sus hogares.

Desde el año 2009, los Ingenieros Militares del Ejército a través del Batallón de Desminado Humanitario iniciaron el proceso con un pelotón conformado por un oficial, siete suboficiales y 35 soldados profesionales. Se realizaron labores derastreo de minasde acuerdo a la información suministrada por el Programa deAcción Presidencial Contra Minas Antipersona (PAICMA), se procedió a su señalización y posteriormente se activaron de manera controlada.

“Todos estos procedimientos son verificados minuciosamente a través de un sistema de gestión de calidad interno y externo que garantizan la eficacia, eficiencia y seguridad total, tanto de los procedimientos como de los resultados que se obtengan,garantizando que el terreno intervenido esté libre de minas antipersonales y sea seguro para el retorno de la población civil”, señalaron fuentes militares.

Luego de que el municipio de San Carlos fuera declarado libre de minas antipersonales, se espera que la totalidad de sus habitantes regresen, ya que según información oficial, el conflicto causó eldesplazamiento forzado del 80% de los habitantes, quienes abandonaron totalmente treinta veredas y parcialmente más de veinte veredas.

 

La presencia deFarc y grupos paramilitarestuvo como consecuencia alrededor de33 masacres, 156 desapariciones forzadas y 78 víctimas por minas antipersona. Este municipio, ubicado en el oriente antioqueño, es rico por sustierras productivas y por la construcción de varios proyectos energéticos.

Colombia es el único país del continente Americano donde las minas antipersona siguen siendo utilizadas por parte de los actores armados no estatales. Estos grupos ilegales hacen uso de este tipo de armamento, al ser considerada la mina como un artefacto perfecto y efectivo en la lucha armada. Fácilmente camuflada,la mina antipersonal se convierte en un asesino silencioso y letal, que ha cercenado la vida de miles, tanto civiles como militares durante las últimas décadas.

En los próximos días se hará la entrega oficial a los habitantes de San Carlos. A esta entrega asistirá el presidente Juan Manuel Santos, el Gobernador de Antioquia y delegados y representantes de entidades públicas, así como de las Fuerzas Armadas.

elespectador.com