Imagen de archivowww.fuerzasmilitares.org (20ENE2014).- Dos miembros del Ejército fueron capturados por unidades del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, dentro del proceso que se adelanta por la desaparición forzada agravada y el homicidio en persona protegida de la joven Mely Johanna Durango Trujillo.

Los detenidos son el coronel activo Saúl Humberto Valderrama Pedraza y el sargento primero Luis Olmer Narváez Medina. La captura de los uniformados se dio en las Instalaciones del Búnker de la Fiscalía General de la Nación.

El asesinato de la civil se produjo en 2006. De acuerdo con las investigaciones, Durango Trujillo, de 17 años, habría sido interceptada por miembros del Ejército Nacional, que la retuvieron en la vereda Calzón Rojo, sector de La Resbalosa, de San José de Apartadó, en límites con Córdoba.

Un día después fue registrada como muerta en combates en la quebrada El Novillo de Tierra Alta, Córdoba. "La víctima apareció con un uniforme militar que fue reportado como robado, pero que en desarrollo de la investigación se determinó que un sargento al momento de su traslado lo había regalado a uno de los soldados de la compañía", indicó la Fiscalía en un comunicado.

De acuerdo con el ente acusador, el coronel Saúl Humberto Valderrama Pedraza, capitán del Ejército para la época de los hechos, junto con el sargento primero Luis Olmer Narváez Medina, que en 2006 se desempeñaba como cabo primero y el entonces subteniente Jhon Ricardo León Reyes, "tuvieron participación en los operativos que terminaron con la desaparición y muerte de la menor de edad".

noticiascaracol.com