De 1.200 hombres armados que las Farc tenían hace 10 años en la región Caribe, hoy esta organización está reducida a solo 428. Y aunque el bloque ‘Martín Caballero’ ha intentado recuperar áreas estratégicas, el esfuerzo de contención del Ejército sobre la Sierra Nevada y Serranía del Perijá lo ha neutralizado.

La ejecución del Plan de Choque y el Plan Escudo, le han permitido a las Fuerzas Militares evitar que esta agrupación insurgente retome la fuerza del pasado y vuelva a causar pena y dolor entre la población civil.

Para el comandante de la Primera División del Ejército, brigadier general Jorge Eliécer Suárez Ortiz, las estadísticas no mienten, están ahí, sobre el papel, como muestra fehaciente que el sistema rival (Farc) está diezmado.

El ‘Bloque Martín Caballero’ lo conforman la compañía Efraín Guzmán y las cuadrillas 19, 41, 59 y 37.

ANÁLISIS. El oficial Suárez Ortiz relató que “desde el año 2002 a la fecha han combatido a las Farc a lo largo y ancho de la Serranía de San Lucas y Los Montes de María, aniquilando el frente 35 que era el que tenia azotada la zona de Ovejas, Colosó y San Jacinto e impedían la libre movilización de los turistas cuando venían a disfrutar de las playas de Cartagena, Barranquilla y Santa Marta.

 

Recordó que en esa época, a las seis de la tarde, la Infantería de Marina tenía que cerrar esa vía en el Carmen de Bolívar para evitar secuestros.

“Afortunadamente, con la llegada de la Fuerza de Despliegue Rápido – Fudra - al mando del brigadier general Sergio Mantilla Sanmiguel, en ese entonces se hace una operación sostenible y continuada y se afecta al enemigo”, anotó.

Así las cosas la estructura del frente 35 quedó reducida en cinco hombres en armas y replegadas completamente hacia el sur de Bolívar. Este frente se unió al 37 que está al sur de Montecristo, en límites con El Bagre, Antioquia, y hoy tiene 42 hombres armados.

Otras cuadrillas de este bloque, la 19, 41 y 59, al mando de los alías de Solís Almeida, Iván Márquez y Bertulfo, quienes dirigían las acciones en la parte de Magdalena y Cesar, fueron igualmente reducidas.

Atrás quedaron pescas milagrosas, quemas de automotores, atentados a estaciones de policías y peajes; reclutamientos forzados de niños y daños a estructuras de energía.

SIERRA NEVADA. En el año 2004 se inicia la operación San Jorge. Los soldados llegan a las partes altas de la Sierra Nevada de Santa Marta, concretamente a San Pedro, San Javier, Palmor y Santa Clara y desde allí se inicia una ofensiva contra el frente 19 que era el que hacía más daño.

Es aquí donde empiezan los resultados positivos, esos que en la actualidad se plasman en bajas y desmovilizaciones, esto último con fundamento en la campaña ‘Regreso a la vida y la libertad’.

En enero y febrero pasado – por ejemplo – se produjo la baja 4 guerrilleros de las FARC y otros 16 se entregaron voluntariamente con sus armas.

“Podemos decir que nuestro Ejército Nacional, la Primera División, ha hecho un trabajo sobresaliente en esta región del Caribe, en donde estos terroristas impedían el libre funcionamiento del desarrollo de la personalidad, de la locomoción; frenaban el progreso de la región, evitando el desarrollo de proyectos importantes como los de exploración carbonífera y gasífera”, precisó.

Los 428 hombres

Los 428 hombres armados que tienen las Farc en laRegión Caribe se distribuyen así:

-93 en la compañía Efraín Guzmán

-70 en la cuadrilla 19.

-82 en la cuadrilla 42

-132 en la cuadrilla 59

-51 en la cuadrilla 37

El Heraldo