Acto protocolariowww.fuerzasmilitares.org (03JUL2014).- En un acto protocolario en el auditorio Palonegro de la Quinta Brigada, soldados de la Segunda División presentaron excusas públicas a la familia Contreras Tarazona, por la muerte de su padre y esposo Antonio Contreras Calderón, funcionario del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, en hechos ocurridos el 22 de junio de 1994 en la vereda El Tablazo del municipio de Betulia, Santander.

En la sentencia emitida por el Consejo de Estado se da parte de responsabilidad a miembros del Batallón de Infantería n. 40 Coronel Luciano D'Elhuyar adscrito a la Quinta Brigada.

El lamentable hecho se presentó en el momento que el funcionario, conducía un vehículo oficial, como parte de un operativo que daría captura a un integrante de las autodefensas que delinquía en el sector.

En la ceremonia estuvieron presentes el brigadier general Fernando Pineda Solarte, comandante de la Segunda División, el brigadier general Eduardo Zapateiro Altamiranda, comandante de la Quinta Brigada, la doctora Nancy Chaparro Villamizar, delegada de la Defensoría del Pueblo, como autoridad máxima de los derechos humanos, familiares y amigos de la familia afectada, oficiales, suboficiales y soldados acantonados en Bucaramanga.

En su intervención el comandante de la Segunda División expresó: En nombre del Estado de Colombia, en representación del Gobierno Nacional y en mi condición del comandante de la Segunda División del Ejército Nacional, pido excusas públicas por el crimen cometido contra el señor Antonio Contreras Calderón. Mis condolencias más sinceras a sus hijos, familiares cercanos y amigos aquí presentes.

Prensa BR5