General Alzate. Imagen de archivo.www.fuerzasmilitares.org (30NOV2014).- El Cicr tiene todo dispuesto para el proceso humanitario que llevará a la libertad al general Rubén Darío Alzate, a la abogada Gloria Urrego y al cabo Jorge Rodríguez, cuya entrega se haría este domingo por parte de las Farc.

La misión humanitaria que saldrá desde Quibdó (Chocó) hacia una zona desconocida del Atrato para recibir a los secuestrados se trasladó a la capital chocoana para establecer los últimos detalles del procedimiento humanitario con la comisión del Gobierno, compuesta por el viceministro de Defensa, Jorge Enrique Bedoya, y miembros del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares.

Previamente, el comandante del Ejército, general Jaime Lasprilla, garantizó que las condiciones están dadas para realizar el procedimiento humanitario.

"A los colombianos y a los ciudadanos de esta zona decirles que las condiciones están dadas. Se inició una operación de rescate, luego una de control de área, y luego del acuerdo y los protocolos establecidos se dio la suspensión total de operaciones en la fecha hora y área acordadas", anotó el oficial.

LA LOGÍSTICA DE LA LIBERACIÓN

Debido a la reserva que pidió el Presidente Juan Manuel Santos, este sábado no han realizado ningún pronunciamiento sobre la logística que se va a manejar, esto después de que las Farc informarán desde la Habana (Cuba) que ya se había iniciado con el protocolo de liberación.

Sin embargo, COLPRENSA logró conocer que para este operativo se desplazará un personal médico, el cual estará a cargo de verificar el estado de salud del general, el cabo y la abogada.

Y otra comisión estará pendiente del traslado y la seguridad durante el procedimiento, que permita el regreso de la Comisión Humanitaria con los secuestrados. Cuando se cumpla este operativo se espera que los liberados serán trasladados de inmediato a la capital chocoana de donde se conoció serán llevados inmediatamente a Bogotá como se hizo con la liberación de los soldados en Tame (Arauca).

A su vez, no se descarta que sean llevados primero a Medellín para verificar las condiciones de salud. Hasta el momento todo sigue siendo incierto mientras las familias están a la espera de los liberados y el Gobierno para poder reanudar los diálogos de paz en Cuba. 

eluniversal.com.co