Tropas del Ejército Nacional. Imagen de archivo.
Tropas del Ejército Nacional. Imagen de archivo.

www.fuerzasmilitares.org (28FEB2015).- La alerta que viven los militares luego de que se dio a conocer un mensaje del Ejército de posibles ataques de las guerrillas de las FARC y el ELN a bases militares, habría generado la muerte de Edwin Steven Gamba, un niño de 12 años, en la zona rural de la localidad  de Sumapaz.

La historia es triste y ha generado la indignación de los habitantes de la zona. Al parecer, las sombras que vio un centinela de la base hicieron que este disparara hacia la casa de una humilde familia compuesta por una pareja de esposos y sus tres hijos. 

Según el relato de la madre, hacia las 7:00 p. m. del jueves, la mujer y sus tres hijos regresaban de las labores del campo cuando oyeron los disparos. Rosa Rojas contó que sintieron las ráfagas e intentaron refugiarse en varias partes de la casa, luego vio cómo su hijo de 12 años se desplomó. Al parecer murió por el susto. “Le busqué heridas, pero no le vi nada, no reaccionaba”. 

El niño, aunque fue llevado de urgencia al hospital de Usme, llegó sin signos vitales. Ahora la familia le reclama al Ejército por la muerte del menor. 

 

El comandante de la Décima Tercera Brigada del Ejército Nacional, general Raúl Antonio Rodríguez, explicó que los disparos se realizaron al lado opuesto de la casa. El soldado "hace unos disparos hacia un punto fijo totalmente opuesto donde se encuentran las casas y una hora después se presenta una señora afirmando que su hijo convulsionó y murió”.

 

El hecho es confuso, pero investigadores del CTI ya a adelantan las investigaciones para determinar qué pasó y si hubo disparos hacia la vivienda de esta familia que llora la muerte de uno de sus integrantes.

semana.com