Cerca de 150 municipios de los departamentos que cubre la jurisdicción de la Quinta División son algunos de los territorios más afectados por la presente ola invernal que vive el país; razón por la cual, nuestras Unidades adscritas se esmeran las 24 horas del día en brindar todos los apoyos necesarios a los damnificados de la mayoría de las zonas azotadas por el invierno.

En Boyacá, el departamento más afectado con 115 municipios de sus 123 y 280 puntos críticos donde se registran derrumbes, soldados de la Primera Brigada, en coordinación con las autoridades municipales y organismos de socorro, adelantan acciones de solidaridad con los damnificados de la comunidad que vive sobre la ladera del Río Chicamocha, en las provincias de Tundama y Sugamuxi; la localidad de San Miguel de Sema, decretada urgencia manifiesta y alerta roja tras el desbordamiento en varios puntos de la Laguna de Fúquene, que afectó el 40 por ciento del municipio; el municipio de Paz del Río que fue alcanzado por el desbordamiento del río Suapaga, causando la inundación de varias decenas de viviendas; y los municipios de Tibasosa y Zetaquirá, donde el desbordamiento del río Mueche golpeó considerablemente a ocho familias.

Allí, las tropas de la Primera Brigada apoyan con obras de mitigación y acompañamiento a las familias afectadas, ubicándolas en albergues temporales, realizando limpieza de viviendas y tuberías, entregando elementos de primera necesidad, construyendo relleno de lonas, la construcción de jarillones y muros de contención para evitar así más desbordamientos e inundaciones.

En el Tolima, la oficina de Medio Ambiente de la Sexta Brigada, viene realizando en coordinación con CORTOLIMA la limpieza de varios afluentes en el casco urbano de la ciudad de Ibagué, donde tradicionalmente se presentan problemas en la temporada invernal; en estos lugares, nuestros soldados limpian los cauces de los ríos, quitando sedimentos, palos piedras y basuras que puedan ser peligrosos al momento de una creciente.

Así mismo, 30 soldados del Batallón de Infantería Patriotas Nº16 adelantan curso de rescatistas para estar preparados a reaccionar ante cualquier desastre que ocurra en el departamento, principalmente en el norte, donde existe una alerta roja (según último boletín ingeominas) por la posibilidad de erupción del volcán Nevado del Ruiz; lo que causaría aumento en los afluentes del los ríos Gualí, Azufrado y Riorrecio.

Paralelamente, Tropas de la decima Tercera Brigada trabajan arduamente para mitigar los destrozos e inundaciones que dejan la ruptura de jarillones de los caños, canales, quebradas y desagües que desembocan en el río Bogotá.

El Grupo de Caballería No 10 ‘Tequendama’, se encuentra en la vereda La Patera del municipio de Ubaté cerrando y reforzando el jarillón del canal que comunica las lagunas Guatavita y Fúquene, ya que éste tuvo una ruptura de aproximadamente 20 metros y está inundando casas y fincas aledañas; mientras que el Grupo de Caballería No. 13 ‘Rincon Quiñones’, apoya a la Brigada de Atención de Desastres del Ejército resolviendo los problemas de inundación que hay en los municipios de Chía, Cota y Guaimaral en Cundinamarca.

Los hombres de la Quinta División trabajan firmes, con Fe en la Causa, para mitigar y mejorar las difíciles condiciones que actualmente viven sus conciudadanos damnificados por la ola invernal y aquellos que se encuentran en estado de vulnerabilidad.

Prensa DV-5