En el atentado murió el soldado David Santiago Mesa Mazo y resultó herido el cabo segundo Víctor Adrián Anacona Aranda. Imagen de archivo
En el atentado murió el soldado David Santiago Mesa Mazo y resultó herido el cabo segundo Víctor Adrián Anacona Aranda. Imagen de archivo

www.fuerzasmilitares.org (13DIC2015).- Así lo revelaron las investigaciones militares realizadas para esclarecer el hecho, producto de combates en la vereda Las Vélez, cercana al corregimiento Las Auras y que inicialmente fue atribuido a un reducto del ‘Clan Úsuga’.

Según el comandante de la Séptima División del Ejército, general Leonardo Pinto, las tropas perseguían a la banda criminal, cerca a la quebrada del Espíritu Santo que baja al río Cauca, cuando se encontraron con la guerrilla, que a su vez atacaba a ese objetivo.

“En Briceño teníamos una operación en el cañón de las Auras. Ese pedazo de la carretera que une a Valdivia con Puerto Valdivia es influencia de bacrim”.

“En esa operación los soldados salieron a hacer registro y se encontraron con los guerrilleros de las Farc que estaban pasando. Hubo combates con ellos, pero esos subversivos iban contra los paramilitares, sin embargo les dieron también a los saldados”, anotó el oficial.

Además de la muerte de Mesa, también resultó herido el cabo segundo Víctor Adrián Anacona Aranda, quien fue atendido por enfermeros de combate en el lugar de los hechos y se encuentra en un centro asistencial de Medellín recuperándose de sus heridas.

Entre el Norte y el Bajo Cauca antioqueños opera el frente 36 de las Farc, un reducto del Eln y bandas criminales. Todos dependen de cultivos de coca, laboratorios, extorsión y minería.

vanguardia.com