El fallo se da por el asesinato de un campesino en zona rural del municipio de Barbosa, Antioquia. Imagen ilustrativa
El fallo se da por el asesinato de un campesino en zona rural del municipio de Barbosa, Antioquia. Imagen ilustrativa

www.fuerzasmilitares.org (06ENE2016).- La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia confirmó la condena de 29 años de prisión al mayor (r) Carlos Andrés Nivia Serrano, por la ejecución extrajudicial de Carlos Alberto Ospina Bedoya, cuya muerte se hizo pasar como una baja guerrillera en combate, el 26 de septiembre de 2005, en la vereda La Playa del municipio de Barbosa (Antioquia).

El proceso contra este militar retirado comenzó en 2012, cuando la Fiscalía le abrió una investigación por los delitos de homicidio en persona protegida y concierto para delinquir. Según los folios, la tarde del 26 de septiembre de 2005, mientras Carlos Alberto Ospina se dirigía a la finca donde trabajaba como campesino, varios miembros del Batallón Pedro Nel Gómez, a cargo del sargento Eneil Quiroz, lo capturaron.

Dice el fallo de la Corte conocido por El Espectador, que Eneil Quiroz le ordenó ponerse un camuflado y un pasamontaña, e inmediatamente le disparó tres veces. Después del asesinato, el sargento Quiroz le puso un revolver en la mano a la víctima, y a los soldados que lo acompañaban les ordenó hacer disparos al aire para simular un combate. Una vez cometido el crimen, Quiroz se lo comunicó a su superior, el mayor (r) Nivia Serrano, con quien ya había sido planeado.

Por los hechos, el mayor (r) Carlos Andrés Nivia Serrano fue condenado en enero de 2014, decisión queapeló ante el Tribunal Superior de Antioquia, que tras revisar el proceso, un año más tarde confirmó la condena impuesta por el Juzgado Segundo del Circuito Especializado de Medellín. Ante este panorama, los abogados del mayor (r) pidieron a la Corte Suprema revisar el fallo. Sin embargo, la Corte Suprema no encontró ningún motivo para pensar que de las pruebas presentada no se pudiera deducir la culpabilidad de Nivia Serrano (falso raciocinio), por lo cual inadmitió el recurso de casación interpuesto por el militar en retiro y confirmó la condena impuesta en 2014.

Esta es solo la primera condena a la podría enfrentarse el militar retirado: el 22 de diciembre pasado, a él y a otros nueve integrantes de la Fuerza Pública se les abrió un proceso por diez ejecuciones extrajudiciales que habrían realizado el 18 de abril de 2006 en Concepción (Antioquia).

elespectador.com