Un grupo del Gaula del Ejército disparó contra algunas personas que se encontraban en uno de los establecimientos nocturnos del pueblo.
Un grupo del Gaula del Ejército disparó contra algunas personas que se encontraban en uno de los establecimientos nocturnos del pueblo.

www.fuerzasmilitares.org (18ENE2016).- La voz de Luz Dary Mazo llega inestable desde Piamonte, corregimiento de Cáceres, Antioquia. Sin embargo, no vacila en decir que el Ejército no cometió ningún error, que entraron a la discoteca y asesinaron a su hija: “Es que le metieron un tiro en la cabeza, eso no es ningún error”.

Se habló con la madre de Melisa Espitia Mazo, la menor de 14 años que, con cuatro meses de embarazo, fue asesinada por soldados de la Séptima División del Ejército cuando se lanzaron en persecución de alias el 'Burro', hombre que maneja el microtráfico en la zona para la banda criminal Clan Úsuga.

Luz Dary Mazo desmintió al Ejército y explicó lo sucedido: “Ellos entraron y gritaron que todo el mundo se tirara al suelo, inmediatamente le dispararon a mi hija y luego al otro muchacho que está herido. Ellos le dispararon directamente a la niña. Yo tengo testigos que dicen que le dispararon directamente”.

La madre le contó a este portal que eran los 2:30 de la mañana y que su hija estaba en la parte interior de una heladería en la que su padre y unos familiares estaban tomándose unas cervezas. “Habíamos estado celebrando el cumpleaños de la niña y ella, a esa hora, quiso un helado. El establecimiento público es al lado de la cancha principal y la gente va mucho, es normal”.

Para Luz Dary es extraño que su hija y el hombre que resultó herido estaban muy lejos el uno del otro: “Mi niña estaba adentro y este hombre estaba en la entrada, muy lejos. A mi niña, que iba para noveno, que iba muy bien en el colegio, le metieron un tiro cerquita de la ceja, en toda la cabeza”.

Finalmente, la mujer aclaró que nunca han sufrido amenazas ni han pertenecido a ningún grupo armado: “El Ejército no ha querido darnos la cara, es más, ellos casi no vienen por acá. Eso fue un asesinato. Ellos andaban como borrachos o trabados. La niña estaba tranquila cuando él le disparó. Ellos no tenían por qué llegar así”.

La historia

Tal como contó este portal el lunes, un grupo del Gaula del Ejército que iba detrás de un jefe del Clan Úsuga entró hasta el corregimiento y disparó contra algunas personas que se encontraban en uno de los establecimientos nocturnos del pueblo.

Por lo menos eso fue lo que explicó el general Jorge Salgado, comandante de la Séptima División del Ejército, quien contó en entrevista con Blu radio que miembros de la institución adelantaban un operativo para dar con la captura de alias el 'Burro' la noche del sábado.

"Efectivamente lo identificamos, fue allí donde el hombre se mandó la mano al pantalón, hubo dos disparos y uno de esos infortunadamente terminó con la vida de la menor”, relató.

Hasta ahí la historia parecía la de un operativo fallido del Ejército que puso en jaque a la población civil y que no derivó en ninguna captura del perseguido capo.

De ahí que miembros de la institución hayan tenido que salir a los medios de comunicación no sólo a ofrecer disculpas, sino también a reconocer que hubo un error en un operativo en el bajo Cauca antioqueño, donde perdió la vida una menor de 14 años en estado de embarazo.

Sin embargo, la historia tiene varios cabos sueltos. El alcalde del pueblo, José Mercedes Berrío, contó que aunque miembros de la institución sostienen que fue en legítima defensa, pues alguien intentó dispararles, la comunidad tiene otra versión. "Estamos esperando que las autoridades competentes definan qué pasó”, explicó a la cadena radial.

Además, para algunos llama bastante la atención que el general responsable de la zona no tenga mayor idea del capo que miembros de sus tropas perseguían en Antioquia. En entrevista con Blu radio, el oficial no supo entregar mayor información de quién es el hombre del Clan Úsuga al que le seguían lo pasos.

Los hechos tienen varias versiones. La hora en la que se presentó el operativo es muestra de ello. El comandante explicó que todo se dio a las 3 a. m. y negó la versión del alcalde, pues asegura que “no es posible que Melissa se estuviera comiendo un helado con su familia” a esa hora.

Ahora un fiscal de Antioquia asumirá la investigación para aclarar lo que pasó. Y es que mientras voceros del Ejército sostienen que no están tratando de "justificar" nada puesto que ellos mismos admitieron que "hubo un error porque los soldados debían identificar y capturar, pero se sintieron amenazados y por eso se hicieron los disparos", la familia de la menor pide justicia.

semana.com