ESMIC
Ceremonia de escogencia de arma en la Escuela Militar de Cadetes

www.fuerzasmilitares.org (27OCT2016).- 186 cadetes de las Compañías Girardot y Nariño en el marco de una ceremonia recibieron la carta del arma que portarán durante toda la vida militar en el Auditorio “General José Domingo Rico” y en presencia de los Directores de las Escuelas de Armas y Estado Mayor de la Escuela Militar de Cadetes. 

51 mujeres y 135 hombres iniciaron su camino en Infantería, Caballería, Artillería, Ingenieros, Logística, Inteligencia y Comunicaciones. Los estudiantes recibieron la buena nueva con el grito de esperanza que identifica el regocijo al recibir de los altos oficiales la responsabilidad en cada distinción.

Los cadetes la tienen clara. “El Arma es quien nos forja y traza el camino… el arma no me hace…yo hago el arma”. Así piensan nuestras nuevas generaciones que se forman en el alma máter del Ejército Nacional. Conscientes de la responsabilidad ética y el servicio que va más allá del deber.

La ceremonia de los hijos de Colombia enmarca los votos de servicio y entrega con el máximo esfuerzo que obedece portar el legado de los antepasados próceres y ancestros que dejaron huella en el camino durante la búsqueda de la independencia, de la libertad. Se escoge el arma para servir y honrar la condición de soldados, afirmó el Coronel Raúl Hernando Flores Cuervo, Director del Centro de Educación Militar, CEMIL, al realizar la apertura del evento.

La bendición

El padre Alonso Niño, Capellán de la Esmic, recordó el lema “Dios en todas nuestras actuaciones” y precisó en el recinto que la inmensidad de los dones y carismas se ve reflejada en la variedad de armas al servicio del Ejército Nacional. Bendijo las armas y afirmó que son una sola causa y protegen la nación. Invitó a los cadetes a la rectitud de corazón.

Infantería: “Paso de Vencedores”

Los cadetes son la esperanza de Colombia. La Escuela Militar cumple los sueños de los jóvenes que decidieron asumir el reto de la defensa y la seguridad. Los cadetes deben honrar el arma. Se escoge un arma para servir y honrar la condición de soldado. Defender los valores y principios es la base para el correcto proceder. La sinergia de las especialidades convierte al Ejército de Colombia en el más poderoso del mundo. El arma no hacer el individuo, los individuos son los que enaltecen las armas. La combinación da como resultado obtener la victoria en tiempos de guerra y preservar la paz. Lo anterior enmarcó el discurso del Director del Cemil al proclamarlo a los jóvenes estudiantes.

Caballería: “Salve Usted la Patria”

El Teniente Coronel Carlos Betancourt, Director de la Escuela de Caballería, afirmó que la caballería es un estilo de vida. Los caballeros tienen una responsabilidad histórica, legado de Juan José Rondón y José María Córdova. Resaltó a los cadetes que son los arquitectos del futuro y los triunfos militares los da la conducción de la guerra en movilidad y maniobra. La caballería es la que brinda el esfuerzo fundamental en las operaciones, explicó. Finalmente y con emotivo amor por su arma entregó la carta de aceptación a la especialidad a los hombres y mujeres que inician su vida de arma como caballeros.

Artillería: “Deber antes que vida”

El Teniente Coronel Celen Contreras Fernández, Director de la Escuela de Artillería, invocó a Santa Bárbara, patrona de los artilleros en el mundo, para guiar los destinos de los nuevos futuros oficiales que representan las nuevas generaciones cuyo compromiso es enaltecer el arma de los cañones que se llevan entre pecho y alma en la que la ciencia, la física, la trigonometría y la química se hacen presentes como ingredientes imprescindibles a la hora de honrar el arma de la divisa negra.

Ingeniería: “Vencer o morir”

El Teniente Coronel Rodrigo Andrés Gamba Rojas, Director de la Escuela de Ingenieros Militares, recordó a Francisco José de Caldas quien hace más de 200 años representa el primer curso de ingenieros y trazo la hoja de ruta, honor y gloria que da camino a la victoria. Incitó a integrar esfuerzos y compromisos con retos y responsabilidades para la grandeza del Ejército de Colombia. Dio la bienvenida a los cadetes que, en adelante, portarán la divisa púrpura de las armas de la institución.

Logística: “Íntegros y Valientes”

El Coronel Juan Vargas Barreto, Director de la Escuela Logística, plasmó en sus palabras que el arma de la divisa gris es la ciencia y el arte para administrar, preparar, obtener, distribuir los recursos tanto en tiempos de paz como en operaciones de guerra. El General Francisco de Paula Santander posicionó la Logística por cuanto fue apoyo decisivo para lograr la victoria del Ejército libertador. Dejó claro a los cadetes que las normas y políticas de transparencia son el eje del arma. Culminó su intervención con la exclamación ¡Fe en la causa!

Inteligencia: “En guardia por la patria”

El Teniente Coronel Juan Pablo Manrique Gómez, Director de la Escuela de Inteligencia resaltó las 13 mujeres que inician su especialidad en el arma de Inteligencia. Indicó que inician proceso de construcción y consagración para la victoria. 52 años con antecesores que enmarcaron la experiencia y madurez con las que se honran las cadetes al nacer en la Inteligencia Militar.

Comunicaciones: “Ciencia, Dominio y Vigilancia"

El Teniente Coronel William Ostos Zúñiga, Director de la Escuela de Comunicaciones recibió a dos cadetes mujeres y resaltó la importancia del arma en estos tiempos de coyuntura para nuestro Ejército Nacional. Afirmó que todas las armas se complementan y como tal son importantes. Destacó que las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones cambian permanentemente, los sistemas de información y los medios de comunicación son los nuevos retos que enfrentarán las generaciones cibernéticas cuyo chip debe estar acorde a la evolución del mundo. Por lo anterior manifestó la meta de convertir las jóvenes en Ingenieras Electrónicas y contribuir a la transformación del Ejército del Futuro.

Finalmente, el Brigadier General Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda, Director de la Escuela Militar, amalgamó la importancia de realizar las operaciones combinadas en las que las competencias de cada arma sumada a la pasión de llevar con orgullo cada divisa porque las armas son la única opción de continuar la victoria militar. Exclamó que el arma es para toda la vida e invitó a los cadetes a convertirlas en las mejores de las mejores para obtener la admiración de los colombianos y desbordar las expectativas frente a la formación de un Ejército profesional, multimisión y de cara al mundo.

El auditoria de la Escuela Militar se engalanó con la presencia de los altos oficiales y el amor que proyectaron por sus armas y dejaron impregno a los jóvenes oficiales del futuro que hoy saben el compromiso que tienen con ellos mismos, con la Escuela Militar, con el Ejército y con Colombia.

 

(Oficina de Prensa - Esmic)