Militar capturado
El suboficial fue puesto a disposición de las autoridades.

www.fuerzasmilitares.org (29SEP2017).- El presunto agresor es un suboficial del Ejército, que fue enviado a la cárcel. El hombre, según autoridades, también agredió a la menor de solo 8 años.

En las instalaciones de la Tercera Brigada en el sur de Cali fue detenido un cabo primero, luego que su exesposa y madre de su pequeña hija lo denunció por violencia intrafamiliar.

Así lo informó este jueves la Fiscalía, al señalar que, según la denuncia de la mujer, la agresión se presentó en una casa fiscal del Batallón Pichincha, donde el suboficial se estaba hospedando tras llegar de Bogotá, ciudad en la que presta servicio.

De acuerdo con el ente investigador, el hombre empezó a maltratar verbalmente a su expareja, cuando ella se negó a acompañarlo para ir a comprar el desayuno, y la acusó de tener un amante.

La víctima denunció que, posteriormente, su exesposo cogió un cuchillo de cocina y se lo puso en el cuello. En ese momento, según la mujer, le dijo: “Si no dejas de gritar, te voy a matar, si no eres para mí, no eres para nadie”.

La Fiscalía indicó que, según la víctima, todo sucedió en frente de su hija de tan solo 8 años, quien rompió en llanto y le suplicó a su papá que no fuera a matar a su mamá.

Luego, de acuerdo con la denuncia, el militar soltó a la mujer y empezó a destruir el televisor de la habitación. Entretanto, la menor procedió a pedir auxilio y, cuando intentó salir de la casa, el hombre la tomó del brazo y la lanzó contra la pared.

Acto seguido, el sujeto empezó a destruir un computador portátil y cogió el celular de la mujer para revisarlo.

La víctima le aseguró a la Fiscalía que el uniformado empezó a decirle que si la Policía Militar lo capturaba y perdía el permiso para regresar a Bogotá, la iba a matar.

“Le pedí que no dañara las cosas y me devolviera el teléfono, pero me cogió a puños y me mordió los brazos”, dijo la mujer en su denuncia.

Después, la amenazó  con “boletearla” en las redes sociales, cogió sus maletas y salió de la residencia.  “Yo le pedí que me devolviera el celular y le pedí a la guardia que lo requisara pero no encontraron nada”, señaló la mujer.

La víctima, quien también denunció la agresión ante el comandante de guardia del batallón, sostuvo que convivió tres años con el cabo en Bogotá, pero se separó porque la maltrataba delante de su pequeña hija.

Al uniformado le imputaron cargos por violencia intrafamiliar agravada y un juez penal con funciones de control de garantías lo envió a la cárcel.

Finalmente, la Fiscalía aseguró que el cabo primero fue traslado al pabellón especial de militares en la cárcel de Villahermosa de la capital del Valle del Cauca.

 

(noticias.caracoltv.com)