Disidencias de las FARC
Brigadier General Adolfo León Hernández, comandante de la 27 Brigada de Selva

www.fuerzasmilitares.org (16OCT2017).- Quince hombres que pertenecieron al frente 48 de las Farc decidieron abandonar la Zona Veredal de La Carmelita, para conformar un grupo armado y dedicarse al narcotráfico.

El general del Ejército, Adolfo León Hernández, actual comandante de la Brigada 27 de Selva, señaló que las labores de inteligencia lograron determinar la conformación de un grupo armado residual conformado por quince hombres bajo el mando de alias ‘Wilder’.

Dicho grupo está operando en el medio y bajo Putumayo, en zonas rurales de Puerto Guzmán, Puerto Asís, Puerto Caicedo y San Miguel, las mismas zonas donde se concentran las 25.000 hectáreas con cultivos de matas de coca.

La misma inteligencia militar está detrás de determinar qué grupo armado ilegal está operando en el municipio de Puerto Guzmán, donde sus integrantes, portando camuflados de color caqui y otros vestidos de negro, se han reunido con campesinos de la zona rural y se han presentado como “Guardia Campesina Armada”.

Esto, con el fin de manifestarles que ante tanto desorden social que se está registrando en la zona, ellos asumirán el control de la misma. Además, han advertido a los campesinos que no deben de acogerse al plan manual de sustitución voluntario de hoja coca acordado por el Gobierno Nacional.

Ante estas presiones, varios campesinos han anunciado públicamente renunciar a la firma de los acuerdos de erradicación manual voluntaria en zonas rurales de Puerto Guzmán y Puerto Caicedo.

El general Hernández señaló que aún no se ha podido determinar si estos hombres serían disidentes de la columna Teófilo Forero o sí se trataría de una mezcla entre exguerrilleros y miembros de la banda delincuencial de segundo nivel “La Constru”, bajo el mando de alias ‘Colombino’, otro disidente de las Farc, del frente 32.

En el informe de inteligencia consignado en la dirección del Ejército se cita que estos grupos tendrían como único propósito ejercer control directo en el tema de narcotráfico, desde el control de los cultivos, producción y exportación de la base de coca a los carteles de México.

 

(vanguardia.com)