Frailejones, Medio Ambiente
Este es uno de los viveros que ha creado el Ejército Nacional

www.fuerzasmilitares.org (13MAR2018).- El Batallón de Alta Montaña ubicado en el páramo de Sumapaz empezó a transplantar esta especie paramuna de manera artesanal. Sus siembras han dado tantos frutos que Minambiente utilizará 1 millón de los ejemplares para reforestar algunas regiones.

El plan del Ejercito Nacional, en cabeza del Teniente Coronel Edgard Riveira, no fue ambicioso desde el principio. La única pretensión que tenía este comandante del Batallón de Alta Montaña, en pleno Páramo de Sumapaz (Cundinamarca) y los 800 militares bajo su mando era repoblar con frailejones ese ecosistema, considerado el más grande del mundo. 

Para ello construyeron de manera artesanal un vivero en el que sembraron esta especie paramuna teniendo en cuenta la disminución de sus ejemplares y el tiempo que tardan en crecer. Se estima que un frailejón apenas crece un centrimetro por año y que su labor en la alta montaña no da espera. 

Porque esta especie capta el agua de neblinas que cuelgan sobre las cordilleras andinas. La almacenan dentro de sus tallos y regulan su distribución gota por gota. Así alimentan los caudales que luego serán ríos. Asimismo, regula la temperatura de toda la región del neotrópico (Ecuador, Venezuela y nuestro país) y, como si no fuera suficiente, es él el encargado de mantener la humedad y los niveles de acidez de la tierra a esos metros. 

Por eso el Batallón se propuso a reforestar el páramo y para cumplir tal deseo tocaron las puertas de la Universidad de los Andes. Sabían que los profesores y estudiantes podían ofrecerles asesoría, acompañamiento, capacitación y tecnificación en el proceso. 

De esa manera aprendieron que la manera más rápida de restaurar Sumapaz era trasplantando. Así que comenzaron haciéndolo con frailejones pequeños, de apenas 15 centímetros. Por fortuna, dentro de sus incubadoras estos ejemplares fueron fortaleciéndose. De hecho, el vivero del Batallón cuenta ahora con 10 mil frailejones trasplantados gracias al apoyo de los Andes, una mano brindada por Colciencias y más expertos de la Universidad Javeriana. 

Ese plan le sonó tanto al Ministerio de Ambiente que, para enfrentar la coyuntura de los incendios forestales en varias regiones del país, le pidieron al Ejercito repoblar con un millón de frailejones en Meta, Guaviare, Santander, Boyacá, Vichada y Caquetá.

 

(elespectador.com)