Socorristas Militares
Imposición de los nuevos grados a los suboficiales del Ejército Nacional, que ascendieron en esta ceremonia especial

www.fuerzasmilitares.org (05ABR2018).- Ascendieron a los grados de Sargento Primero, Sargento Viceprimero, Sargento Segundo, Cabo Primero y Cabo Segundo.

En el Campo de Paradas del Club de Suboficiales de Bogotá, el señor Mayor General Ricardo Gómez Nieto, comandante del Ejército Nacional, junto a los señores generales del Estado Mayor y Sargentos Mayores, impusieron las jinetas a los 449 suboficiales de Bogotá que renovaron su compromiso por continuar sirviendo a Colombia.

En esta ceremonia, ascendieron 5 suboficiales al grado de Sargento Primero, 231 a Sargento Viceprimero, 144 a Sargento Segundo, 40 a Cabo Primero y 29 a Cabo Segundo en la ciudad de Bogotá. A nivel nacional ascendieron al grado inmediatamente superior más de 4100 suboficiales del Ejército Nacional.

El Comandante del Ejército Nacional recordó la gran importancia que reviste para las Fuerzas Militares de Colombia el cuerpo de oficiales y suboficiales, a quienes describió como hombres y mujeres comprometidos con la Misión Constitucional de proteger a todos los colombianos del accionar de grupos narcoterroristas.

En Ejército forjado en los campos de batallas

Luego de más de 52 años de lucha contra grupos terroristas, el Mayor General Ricardo Gómez Nieto, recordó que el pueblo colombiano está listo para continuar el camino en su sueño por lograr una paz estable y duradera, gracias a la Victoria Militar alcanzada por las Fuerzas Militares, y resaltó que éste es un Ejército forjado en los campos de batalla.

También destacó que estos grados de los señores suboficiales implican nuevas exigencias, responsabilidad y mayores esfuerzos pasan ustedes a asumir puestos de comando de pequeñas unidades en las diferentes áreas del territorio nacional, así como cargos administrativos y cargos importantes en la aviación del Ejército, así como en el arma de inteligencia, detalló.

Nuevos retos del futuro

El Mayor General Ricardo Gómez Nieto, comandante del Ejército Nacional, recordó que la institución castrense atraviesa una época de transformación que está fundamentada en el talento humano en cuatro ejes fundamentales que son: ser, saber, actuar y convivir, todo esto arraigado en un amplio compromiso ético y moral que está representado en las familias, nuestro actuar transparente es innegociable, porque eso es lo que reclaman las familias, reveló.

Esta transformación del Ejército Nacional implica además la reafirmación del compromiso para con todos los colombianos de lograr una paz estable y duradera, luego de que desapareciera el extinto grupo guerrillero Farc, no obstante, este mismo proceso ha hecho surgir amenazas de grupos narcoterroristas que agreden al país y a los colombianos, como el ELN, los GAO Residuales, el GAO Clan del Golfo dedicado al narcotráfico, el GAO Puntilleros y el GAO Pelusos.

Para combatir estas amenazas e impulsar el proceso de trasformación del Ejército Nacional, el Mayor General Ricardo Gómez Nieto, calificó a los más de 32.000 suboficiales que conforman el Ejército Nacional, como el engranaje del motor transformador. El pueblo colombiano mantiene las esperanzas de la seguridad en sus Fuerzas Militares, las esperanzas del progreso hacia esa paz, en un Ejército que continúa allí posicionado y tallado en el corazón de los colombianos.

 

(Prensa Ejército)