Además, en Norte de Santander fueron detenidos cinco policías por presuntos vínculos con bacrim.

El Ejército detuvo a cinco integrantes de esa institución que tenían en su poder un cargamento de 603 kilos de cocaína pura, que fueron encontrados en un camión en un puesto de control en la zona de Mutatá (Antioquia).

Entre los detenidos están un teniente, un cabo y tres soldados, pertenecientes a la IV Brigada del Ejército con sede en Medellín, quienes estarían negociando la droga. En el operativo también fueron capturados cuatro miembros de la banda de los 'Urabeños'.

Según información preliminar de la Fiscalía, los militares fueron sorprendidos transportando la droga. Iban uniformados y con sus armas de dotación.

Por su parte, el Ejército señaló que la captura de los uniformados fue posible tras un trabajo de contrainteligencia que esa misma institución venía realizando desde hacía ocho días.
 

Voceros indicaron que en la investigación, contrainteligencia realizó seguimientos a los militares capturados y que momentos antes de que realizar la entrega ilegal de la droga, el Ejército realizó las capturas y los puso a disposición de la Fiscalía especializada de Apartadó.
 
El Ejército reiteró que no tolerará actos de corrupción dentro de esta fuerza y aseguró que viene trabajando de la mano con la Fiscalía para identificar a uniformados que incurren actos ilegales.

En otro operativo en Cúcuta (Norte de Santander) fueron capturadas 27 personas vinculadas a las bandas criminales de la zona, entre ellos cinco policías.

eltiempo.com