Monitoreo y seguimiento de huracanes.Teniendo en cuenta que la temporada de huracanes comenzará el 1 de junio, el IDEAM de la mano de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) realizarán el “Taller sobre los ciclones tropicales y sus impactos en la sociedad, la economía y la agricultura”, liderado por los expertos Lixión Ávila, Ph.D, especialista en Huracanes del Centro de huracanes de la NOAA acompañado del Dr. Omar García experto en la misma materia, quienes cualificaran a los meteorólogos del IDEAM en monitoreo y seguimiento de estos eventos naturales.

La capacitación se extenderá durante la semana del 4 al 8 de febrero en la ciudad de Bogotá D.C., y se abordarán temas de gran relevancia para el estudio e investigación en esta materia relacionada con análisis de ondas tropicales, pronósticos de trayectoria, preparación de avisos y presentación de los modelos más innovadores.

“Este tipo de talleres se convierten en un paso estratégico a la hora de estructurar un plan de contingencia para enfrentar este tipo de eventos naturales”, explicó Ricardo Lozano, director General del IDEAM.

Para el taller se espera que participen representantes de la Dirección Marítima y la Fuerza Aérea Colombiana, dejando capacidad instalada en el país.

Para tener en cuenta

Los Huracanes se miden generalmente teniendo en cuenta la escala Saffir-Simpson, la cual mide la intensidad del fenómeno y la velocidad de sus vientos, entre otros factores.

Los huracanes más pequeños tienen velocidades del viento promedio de 119 kilómetros por hora, mientras que los huracanes más grandes tienen velocidades, incluso superiores a 250 kilómetros por hora.

A las tormentas que son más pequeñas que los huracanes se les denominan depresiones o tormentas tropicales, dependiendo de su velocidad, a medida que aumentan su velocidad y superan los 119 Kph en promedio, se convierten en huracán.

Esta escala establece 5 categorías de huracanes de la siguiente manera:

Categoría 1: Mínimo

Viento: 119 a 153 KpH (Kilómetros por hora) Daño: Fundamentalmente daño a árboles, arbustos, y casas rodantes sin anclaje.

Categoría 2: Moderado

Viento: 154 a 177 KpH

Daño: Algunos árboles caídos, daño importante a casas rodantes expuestas, cierto daño en los techos de algunas edificaciones.

Categoría 3: Extensivo

Viento: 178 a 208 KpH

Daño: Follaje de los árboles arrancado, grandes árboles caídos, casas móviles destruídas, cierto daño de estructura a edificaciones pequeñas.

Categoría 4: Extremo

Viento: 209 a 251 KpH Daño: Todas las señalizaciones arrancadas, daño extensivo a techos, ventanas y puertas; total destrucción de casas rodantes, inundaciones de hasta 6 millas tierra adentro, extenso daño a pisos inferiores de estructuras cerca de la costa.

Categoría 5: Catastrófico

Viento: Mayor a 252 KpH

Daño: Daño severo a ventanas y puertas, daño extensivo a techos de viviendas y edificios industriales, edificaciones pequeñas volteadas y arrastradas, daño significativo a pisos inferiores en todas las estructuras a menos de 15 pies sobre el nivel del mar a 500 yardas de la costa.

Prensa Ideam