General Carlos Eduardo MontealegreAyer fue un día especial en los hangares de Satena en el aeropuerto El dorado, de Bogotá. El General Carlos Eduardo Montealegre, presidente de la aerolínea, celebró los 51 años de la empresa estatal con el ascenso de varios miembros de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) y destacó que la empresa está a punto de alcanzar su punto de equilibrio.

Informó que en 2012 las pérdidas fueron de 1.900 millones de pesos, con una reducción destacada después de que en 2011 habían sido de 12.000 millones; en 2010 de 27.000 millones de pesos y venía de un saldo en rojo de 78.000 millones en 2009.

"Estamos pendientes de abrir algunos nuevos destinos. Ya nos encontramos en la última parte del plan de cambio de flota, entonces este año pensamos salir de los aviones Dornier que tenemos y sustituirlos por ATR 42500, con eso quedaríamos con un gran paquete de aviones estandarizados a ATR 42500 y 72500, lo que nos va a ayudar mucho a la economía de escala en el tema de entrenamiento de tripulaciones, repuestos, partes, y en general va a ser un ahorro de costos para la compañía".

El oficial anunció que la empresa fue autorizada para recibir una donación del gobierno de China: tres aeronaves Y12, de plano alto, de despegue en pistas cortas y no preparadas.

"Con esas aeronaves el año entrante podremos atender nuevos destinos y mejorar lo que tenemos, sobretodo a destinos donde no pueden entrar nuestros aviones en este momento".

Sobre la operación de nuevas rutas, el general Montealegre destacó los vuelos a la ciudad histórica de Mompox, donde la empresa espera arreglos en la pista para promover en forma este destino turístico, que es patrimonio histórico de la humanidad.

En materia económica, destacó que Satena cerró en 2012 con unas pérdidas de unos 1.900 millones de pesos, frente a un saldo en rojo de 12.000 millones en 2011. "O sea que va una mejora sustancial debido al plan de negocios que estamos implementando, que ha demostrado ser exitoso, lo estamos siguiendo y esperamos hacer los cambios suficientes para mejorarlo y adaptarlo a las nuevas condiciones del mercado".

Todo indica, dice el presidente de la aerolínea estatal, que este año se lograría el punto de equilibrio en sus estados financieros. "Esperamos que este año lo alcancemos si no sucede nada raro, porque el sector ha sido afectado por varias cosas: por la eliminación del recargo por combustible, entraron aerolíneas de bajo costo y se desató una guerra de tarifas que en este momento no tiene piso.

elcolombiano.com