A-29 Super Tucano de la Fuerza Aérea Colombianawww.fuerzasmilitares.org (09JUN2013).- Luego de dos semanas de entrenamiento operacional en misiones aire aire, aire tierra , apoyo aéreo cercano, reconocimiento, reabastecimiento en vuelo y operaciones especiales, por parte de los equipos A -29 Supertucano, KC -767 y C -130 Hercules de la Fuerza Aèrea Colombiana, el ejercicio Maple Flag 46, llega a su final.

La participación de la Fuerza Aèrea Colombiana fue considerada sobresaliente por las excelentes capacidades profesionales demostradas por parte de las tripulaciones, quienes operaron de manera segura durante el desarrollo del ejercicio, el permanente alistamiento de aeronaves a cargo del personal de logística y mantenimiento aeronáutico, quienes soportaron la operación en forma autónoma, permitiendo cumplir las misiones asignadas, así como también por la disciplina que impuso el personal militar colombiano, sirviendo de ejemplo a otros países.

Uno de los resultados màs importantes del ejercicio, fue el fortalecimiento de la interoperabilidad de la Fuerza, logrando posicionar la Institución ante ocho países participantes, quienes practicamente desconocían las capacidades de la Fuerza antes de comenzar dicho ejercicio, convirtiéndose la Fuerza Aèrea Colombiana en un referente a nivel internacional.

Durante las dos semanas de duración de Maple Flag, el equipo A -29 Supertucano cumplió 144 misiones, interactuando permanentemente con aeronaves tipo F 16, F18, C 130, KC 767 yAWACS así como también con el radar de la base aèrea canadiense de 4 Wing Cold Lake, en donde se encontraban dos oficiales controladores de armas de la Fuerza Aèrea Colombiana haciendo parte del equipo que se encarga de guiar el ejercicio.

El C -130 Hércules desarrolló operaciones especiales de transporte, tales como infiltración y ex filtración de tropa, seis lanzamientos de carga y 120 de paracaidistas, representantes de las Fuerzas Militares de Alemania, Canadà y Colombia en las modalidades de HAHO (salto a gran altura con apertura a gran altura) y HALO (salto a gran altura con apertura a

baja altura), concluyendo el ejercicio con una ceremonia, tradicional entre los paracaidistas, donde los cuatro representantes de Colombia pertenecientes a la Agrupación de Comandos Especiales Aéreos ( ACOEA) realizaron el intercambio de alas que hoy portan con orgullo en sus uniformes.

Por su parte, el equipo KC -767 realizò 24 salidas que permitieron 134 conexiones de reabastecimiento en vuelo por parte de los F-18 canadienses , transfiriendo 95.000 galones de combustible . Las altas capacidades del personal de la Fuerza Aèrea Colombiana fueron reconocidas por los países participantes, en especial por la Real Fuerza Aèrea Canadiense sede del ejercicio, en cabeza del señor General Yvan Blondin su Comandante, quien manifestó que en caso de guerra no dudaría en contar con las tripulaciones de la Fuerza Aèrea Colombiana.

De otro lado, paralelo al ejercicio se desarrollaron múltiples actividades de integraciòn y deportes con el fin de estrechar los lazos de amistad entre las naciones participantes, allì la representación de la la Fuerza Aèrea se destacò con una medalla de oro otorgada al Subteniente David Cordova y una de plata para el Tecnico Jefe Cristian Marrugo participantes de la carrera atlética de la base, en la modalidades de 10 y 21 kms respectivamente. Por su parte el equipo de fùtbol integrado por el personal de suboficiales técnicos, se coronó campeón en dos oportunidades en la modalidad de fùtbol de salón.

De esta manera la Fuerza Aérea Colombiana cumple de manera sobresaliente este reto trazado por el alto mando de la Institución hace dos años, gracias a una buena planeaciòn , compromiso y profesionalismo demostrados por cada uno de los 115 integrantes de la delegación, dejando una vez màs en alto, el nombre de Colombia en el exterior.

Prensa FAC