De Solano viajó a Tres Esquinas y luego a Florencia. La menor pudo ser atendida y sobrevivió. Una bebé de siete meses de vida del resguardo indígena Quince de la Etnia Uitoto, que padecía una bronquitis aguda y otras complicaciones,tuvo que ser trasladada por carretera, canoa, avión y ambulancia para que finalmente recibiera atención especializada.

La familia caminó con su pequeña el lunes desde las entrañas de la selva hasta el hospital del municipio de Solano, Caquetá, en busca de ayuda.

"La niña presentaba una crisis branquial, y fue atendida durante una noche, pero la gravedad de su salud obligó a los médicos del humilde hospital a trasladarla por el Río Orteguasa hasta la base militar de Tres Esquinas", narró el teniente de la Fuerza Aérea Uriel Valencia.

Allí, un grupo de médicos pertenecientes a la Fuerza Aérea esperaba a la pequeña, que fue preparada para un vuelo hasta Florencia.

 

Durante el vuelo la bebé fue monitoreada con los equipos médicos especializados con los que cuenta el avión tipo 'Caravan', en el que además se ha transportado desde la selva a mujeres embarazadas, soldados heridos en combate y  personas de la tercera edad.

Luego de 25 minutos de viaje fue recibida por una ambulancia en la ciudad de Florencia y trasladada a un centro asistencial de tercer nivel para cuidados intensivos pediátricos donde este miércoles, por fin, recibe atención especializada.

En el  segundo semestre del año pasado, el Comando Aéreo de Combate número 6 de La Fuerza Aérea Colombiana, con sede en Tres Esquina, Caquetá, salvó la vida de 12 personas que habitan en la selva, donde el ingreso es casi imposible y no hay atención médica.

John Montaño