F-Air 2013www.fuerzasmilitares.org (13JUL2013).- La Fuerza Aérea Colombiana (FAC) está dispuesta a transformarse y adaptar su equipamiento a las necesidades que se tornen prioritarias en el país si prosperan los diálogos del Gobierno con las guerrillas y termina el conflicto interno, dijo hoy a Efe su comandante, el general Tito Saúl Pinilla.

"Nosotros estamos en un proceso de transformación. La FAC está pensando en que si mañana tenemos la paz tendremos que transformar algunas cosas", sostuvo el general en la feria aeronáutica F-Air 2013, que se celebra hasta el domingo en el aeropuerto José María Córdova del municipio de Rionegro (noroeste), cercano a Medellín.

La Fuerza Aérea Colombiana se encuentra inmersa en un proceso de modernización de su flota e incluso está desarrollando sistemas de mantenimiento, fabricación propia de aeronaves de entrenamiento como el Calima, acopio y hasta construcción de aviones no tripulados, UAV (por sus siglas en inglés) o "drones".

"Por la misma situación que vive nuestro país hemos mejorado los temas de inteligencia y los temas de desarrollo de UAV, que estamos desarrollando" de acuerdo con "las necesidades de nuestro país, las distancias, la topografía y las urgencias que tendremos mañana si vivimos en paz", afirmó Pinilla.

El general no precisó la cantidad de aviones no tripulados que posee la FAC, comprados a otros países o de fabricación propia, pero subrayó que lo importante es "ver que cada una de estas aeronaves hace un trabajo particular".

El jefe militar explicó que los aviones de "corto alcance" se emplean en el cuidado de las infraestructuras eléctrica y petrolera, expuestos a ocasionales ataques guerrilleros, mientras que los de "mediano y largo alcance" tienen "otros usos que siempre persiguen la paz y la seguridad de la población", indicó sin agregar detalles.

"Los aviones no tripulados nos van a permitir vigilar nuestras fronteras, ayudar a los colombianos en las inundaciones, en la vigilancia de los oleoductos, en el desastre natural, en el volcán...", adelantó.

Asimismo, predijo que "los aviones de inteligencia harán otros oficios en anticipación a situaciones".

"Creo que vamos a vivir en paz, pero con mucho más trabajo que hacer", observó.

El Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) negocian desde hace siete meses en La Habana con el fin de poner fin a medio siglo de conflicto armado interno.

La segunda guerrilla del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), ha expresado también su interés en iniciar un proceso de paz con el Gobierno, aunque por el momento no hay nada concreto.

Pinilla ratificó la intención de la FAC de "innovar y desarrollar tecnología, operaciones, responsabilidad social, apoyo logístico y mantenimiento para compartir con la región" latinoamericana y del Caribe.

"Queremos ser amigos tecnológicos de toda la región", manifestó.

El Gobierno colombiano destinó en 2013 más de 14,426 millones de dólares al presupuesto de Defensa y Seguridad, de los que 1,614 millones tienen como fin la adquisición de equipos y nuevas tecnologías.

EFE