Avión de combate A-37 de la FAC en Cruzex 2013www.fuerzasmilitares.org (16NOV2013).- Siendo las 4:30 de la mañana en la ciudad de Natal en Brasil ubicada en el Estado de Rio Grande del Norte en Brasil durante 16 días los pilotos de la Fuerza Aérea Colombiana, comenzaban su día con los “ojos y mente en la tarea” para cumplir exitosamente la misión.

Mucho antes de esa hora e incluso desde el día previo de cada desplazamiento, el grupo de logística de la comisión tenía establecido todos sus procedimientos y planeaba los medios de transporte, la hidratación y alimentación para comenzar los recorridos desde el hotel hasta la Base Aérea de Natal en la cual se realizaron las operaciones de combate Aéreo del Ejercicio Internacional Cruzex Flight 2013.

A las 5: 30 de la mañana los desplazamientos no se hacían esperar, así uno a uno los vehículos partían uno en tiempos considerables separados de otros, incluyendo el transporte de las líneas de vuelo de los aviones, personal técnico, de mantenimiento, seguridad operacional, comando y control, operaciones, prensa y por supuesto los pilotos de la misiones denominadas como “COMAOS” dentro de las cuales se planeaban y realizaban misiones aéreas combinadas.

Al comenzar la jornada en la Base Aérea, se destacaba el compromiso por asistir a los “Mass Brief” en el cual se identificaban los objetivos de la misión , los procedimientos al área del ejercicio, las salidas, las alturas, las horas de taxeo, despegue, aterrizaje y tiempos de ataque a los objetivos asignados. En resumen las reglas generales para el cumplimiento de la “Comao”. 

Terminada la primera reunión del día, con los técnicos ya en los hangares para la revisión de las aeronaves y pendientes del despacho, los pilotos de cada País participante; Estados Unidos, Ecuador, Brasil, Colombia, Venezuela, Canadá, Chile y Uruguay se dirigían a sus briefing en los respectivos escuadrones de combate.

En el briefing del Escuadrón, el piloto líder del día, explicaba la maniobra táctica a nivel de escuadrón para cumplir el ataque a los objetivos previamente asignados, siguiendo una lista de chequeo. Posterior, con sus elementos de protección, los pilotos, salían a vuelo, los A-37B en sus misiones de ataque a objetivos de alto valor y los KC-767, a la espera del reabastecimiento de combustible en vuelo, no solo para los aviones colombianos sino también, y por primera vez con aviones F-5, Mirage 2000 y AMX de la Fuerza Aérea de Brasil.

Luego del vuelo, se evaluaban las estrategias utilizadas en vuelo, el desempeño de los pilotos y los disparos realizados con el fin de dimensionar los resultados y alimentar las lecciones aprendidas para cada uno de los Países. Al fin de la jornada luego de 12 horas de ardua labor los pilotos colombianos, al término del “dibriefing”, se comprometían en el planeamiento del siguiente objetivo de combate aéreo, siempre con el pensamiento de volar con más de 60 aeronaves en un espacio aéreo común para el fortalecimiento de la interoperabilidad en el combate junto a los otros 7 Países participantes, dejando en alto el nombre de Colombia y de la FAC gracias al profesionalismo de sus hombres y mujeres.

Prensa de la FAC