Simuladores y radares hechos en Colombia
Simuladores y radares hechos en Colombia

www.fuerzasmilitares.org (24ABBRIL2015).-Los videojuegos para computador que utilizan los pilotos como pasatiempo fueron durante mucho tiempo el referente que utilizaron los ingenieros en Colombia para desarrollar simuladores aéreos y terrestres. Pero la falta de programas con mejor tecnología para capacitar a los miembros de la Fuerza Pública fue el inicio de un programa para el desarrollo de este tipo de aparatos y softwares.

El Ministerio de Defensa, en cabeza de la Dirección de Ciencia, Tecnología e Innovación, comenzó la financiación del proyecto que bautizaron como Corporación de Alta Tecnología (Codaltec) en 2011, para darle prioridad al desarrollo de simuladores y radares para las Fuerzas Militares.

Pero sus recursos no eran suficientes. En búsqueda de ayuda presentaron el proyecto en Antioquia, donde rechazaron la propuesta porque los recursos ya estaban comprometidos en otros sectores. En seguida, la alcaldía de Villavicencio mostró su interés por apoyar la iniciativa y contactó al Ministerio. “Ellos estaban buscando una ciudad que quisiera empezar unos procesos tecnológicos y aliados estratégicos”, comenta el alcalde de la ciudad, Juan Guillermo Zuluaga, quien además de pedir el apoyo de su administración, también lo hizo en la Gobernación del departamento para así convertirse en los primeros socios, a finales de 2011, de Codaltec.

“Nuestra ubicación geográfica y la calidad de la gente tienen mucho potencial. Quisimos hacer una apuesta muy fuerte, pues queremos que se consolide un nodo tecnológico y que la corporación nos ayude”, agrega el gobernador del Meta, Alan Jara, quien aceptó invertir en el proyecto los recursos de regalías de su departamento de 2012. En total, fueron $11 mil millones los que aportó la administración de Jara; Villavicencio participó con $10 mil millones de recursos propios de la Alcaldía; y entre el Ministerio de Defensa y socios externos de la Corporación, la contribución fue de $11 mil millones para un gran total de $39 mil millones que recibió Codaltec.

A cambio de estas inversiones, Codaltec se comprometió con la región a construir su sede en la ciudad y a incentivar el trabajo de los llaneros. “El primer proyecto comenzó en 2012 y después de cuatro meses de trabajo ya estábamos presentando el primer simulador”, comenta Juanita Rodríguez Kattah, cabeza de la Dirección de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Defensa, quien agrega que para la primera convocatoria los requisitos más importantes para elegir a 23 ingenieros fueron que hubiera nacido en el Meta, que tuviera inscrita su cédula en algún municipio de la región o que hubieran estudiado en alguna universidad llanera.

Ese fue el caso de Jairo Cadena, ingeniero electrónico de la Universidad del Llano, quien salió de la ciudad recién graduado por las pocas oportunidades de trabajo en la región. “Empecé a trabajar en un simulador de aeronaves remotamente tripuladas que se llamó Simart. Fue muy gratificante el trabajo, porque además de volver a mi región, estamos cambiando la perspectiva de nuestra tierra de solo ser productores agrícolas y ganaderos. Aquí hay muchas cosas más”, agrega el ingeniero, que hoy es el coordinador de proyectos de Codaltec.

Como Simart, la corporación ha presentado tres simuladores más y un software para la organización de bases de datos. “Nuestro reto es que podamos tener independencia tecnológica para hacer los simuladores y radares que necesita el país para su protección y su seguridad”, comenta el gerente de Codaltec, Julio González, general retirado de la Fuerza Aérea. Según las cifras de ahorro que han podido establecer, la compra de un simulador de vuelo tripulado puede costar hasta 10 millones de euros, mientras que uno de las mismas características pero hecho en Colombia, cuesta 2 millones de euros.

“Pasa lo mismo con los simuladores de aeronaves no tripuladas o drones. Los extranjeros están entre los 4 y 5 millones de dólares y aquí estamos hablando de 1 millón de dólares”, agrega Rodríguez. Con el mismo éxito de los simuladores, y a pesar de la dificultad de la tecnología de radares que no existe en Colombia, Codaltec espera que el primer radar hecho en el país sea presentado a finales del próximo año. Para lograrlo, 20 ingenieros están en la Universidad Politécnica de Madrid estudiando maestrías con el apoyo de becas financiadas por la entidad.

Junto a estos 20 estudiantes, la corporación dispone de una planta de personal de aproximadamente 100 ingenieros de los cuales, según el gobernador del Meta, 48 son del departamento. “Lo que queda demostrado es que, a pesar de que muchas personas ven a Villavicencio como un pueblo, sí podemos tener procesos de vocación tecnológica y apoyar a nuestra gente”, agrega el alcalde Zuluaga, quien, al igual que el gobernador Jara, ve a este proyecto no como un incentivo a la guerra, sino más bien como la manera ideal de mejorar la calidad de vida en la región y apoyar el desarrollo de ciencia y tecnología en el país.

elespectador.com