Las partes las adquirió en Amazon, en Ebay y en tiendas de Hong Kong. Imagen ilustrativa
Las partes las adquirió en Amazon, en Ebay y en tiendas de Hong Kong. Imagen ilustrativa

www.fuerzasmilitares.org (08MAY2015).- En Tecnósfera hemos probado varios drones: el Inspire 1, de DJI, que cuenta con cuatro motores, y algunos de la marca Parrot. Sin embargo, ninguno nos impresionó tanto como el dron fabricado por el estudiante Luis Eduardo Fino.

Fino cursa séptimo semestre de Ingeniería de Sistemas en el Politécnico Grancolombiano y siempre le apasionaron los vehículos aéreos no tripulados.

El auge mediático de los drones lo llevó a construir uno a su gusto. El resultado es un hexacóptero, es decir, un vehículo aéreo con 6 motores. Tiene un peso de alrededor de 2,5 kilogramos y una autonomía de vuelo de 2,5 kilómetros de distancia. Equipa una cámara Go Pro Hero 4 con capacidad para grabar videos en resolución 4K.

Virtud de los seis motores, es el dron más estable que hemos visto en Tecnósfera. En su demostración, Fino ejecutó varias maniobras complejas sin que el dron perdiera estabilidad. Incluso lo puso a volar a su lado sin inconvenientes. Lo ha llevado a alturas increíbles.

Eso sí, no le salió nada barato:ya ha invertido entre 5 y 6 millones de pesos. Las partes las adquirió en Amazon, en eBay y en tiendas de Hong Kong.

Empezó la construcción del dron desde hace dos meses y medio aproximadamente. Para entender cómo debía integrar las diferentes partes que conforman el hexacóptero, ejecutó varias pruebas y se documentó en foros de discusión especializados. En el proceso de aprendizaje, ha roto varios motores, el gimbal, que es el soporte en el que se ubica la cámara, y unos cuantos brazos y puntos de apoyo.

Todas las piezas las montó sobre Arduino, una plataforma de hadware libre basada en una placa sobre la cual se puede programar. Cuenta con un sistema GPS que le permite hallar solo el camino de regreso si pierde la señal o si se le está acabando la batería. Además, el GPS ayuda a corregir el balance del dron cuando enfrenta fuertes corrientes de viento.

El dron obtiene su energía de baterías de polímero de litio compuestas por tres celdas de suman 12,60 voltios. La duración es de 20 minutos.

En el futuro, desea ponerle otros dos motores y hasta un sistema que le permita controlarlo a 4 km de distancia. Por el momento, lo usa para capturar imágenes extraordinarias de Bogotá y sus principales atractivos arquitectónicos.

eltiempo.com