Así quiso corroborar su tesis de que los hechos en Cesar y Antioquia son hechos de terroristas. Imagen de archivo
Así quiso corroborar su tesis de que los hechos en Cesar y Antioquia son hechos de terroristas. Imagen de archivo

www.fuerzasmilitares.org (12AGO2015).- Ante la plenaria del Senado, el expresidente Álvaro Uribe Vélez presentó sus pruebas sobre el supuesto derribamiento de las aeronaves en Cesar y Antioquia.

Frente a la caída del helicóptero de la Policía en Antioquia, el senador primero citó que Darío Carupia, un representante de las comunidades indígenas de Chigorodó (Antioquia), en los medios regionales de Urabá indicó que “antes de las 6:00 de la mañana empezó un enfrentamiento, llegaron unos helicópteros y a uno lo bajaron”.

Además, dio a conocer un informe de un coronel (r) de la Policía, especializado temas aéreos, sobre lo que pudo suceder con la aeronave.

“El capitán John Palacios era un piloto antiguo y experto con 3.248 horas de vuelo, por eso es poco probable que la causa hubiera sido un Vuelo Controlado Contra el Terreno”, señaló, citando el informe.

Y agregó: “Cualquier piloto de helicóptero evita realizar vuelos en malas condiciones atmosféricas pero si es necesario, por tratarse de una operación contra un objetivo de alto valor, nunca volaría entre cerros y nubes porque sería casi un suicidio, y estoy seguro que con la experiencia del piloto esa no fue la causa”.

El Gobierno ha dicho insistentemente que se trató de un accidente, ocasionado por las difíciles condiciones meteorológicas en la zona.

Según el1 ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, el helicóptero tipoBlack Hawk se estrelló contra la ladera a una velocidad de 120 nudos (180 kilómetro por hora), debido a la baja nubosidad en la zona.

El accidente de la Fuerza Aérea en Cesar

Acerca del avión accidentado en Cesar, Uribe dio a conocer el testimonio del capitán de aviación Fernando Izquierdo, quien le dijo que estaba sobrevolando muy cerca del lugar de la tragedia de la Fuerza Aérea y afirma que “había buen tiempo”.

“De acuerdo al capitán, el mal tiempo era hacia Fundación (Magdalena) y Barranquilla (Atlántico) que allí –en ese sitio (Codazzi)– había buen tiempo”, señaló.

Citó además que algunos testimonios han dado cuenta que “vieron la caída casi vertical del avión y expresa el señor capitán Fernando Izquierdo que si el avión hubiera tenido congelamiento de un motor habría podido sustentarse con el otro motor y no se habría presentado el fenómeno que observaron las personas”.

La semana pasada, el ministro Luis Carlos Villegas dijo que en ese accidente, las condiciones climáticas ocasionaron que el piloto perdiera el control de la aeronave.

“En el accidente del avión Casa, no hay nada que nos lleve a decir que está asociado a una acción externa. Las conclusiones iniciales, de esa investigación que aún sigue, llevan a decir que hubo condiciones meteorológicas adversas para esa clase de avión y para esa clase de vuelo, que pudieron hacer que el avión fuera incontrolable a esa altura y con el recalentamiento de un motor”, manifestó.

Este miércoles hay un debate de control político en la comisión segunda del Senado sobre estos dos accidentes aéreos.

elespectador.com