Que los drones han llegado para quedarse y que cada vez estarán más presentes entre nosotros es algo de lo que ya pocos dudan.
Que los drones han llegado para quedarse y que cada vez estarán más presentes entre nosotros es algo de lo que ya pocos dudan.

www.fuerzasmilitares.org (05OCT2015).- Que los drones han llegado para quedarse y que cada vez estarán más presentes entre nosotros es algo de lo que ya pocos dudan. Qué además en países con geográficas extremadamente complejas, cómo las que tiene Colombia, pueden resultar toda una solución a muchos problemas es algo que cualquiera puede imaginar.

Precisamente Colombia, se ha situado cómo pionera en establecer un marco regulatorio para los Drones, algo absolutamente necesario si quieres que una nueva actividad pueda desarrollarse de forma totalmente ordenada y hace tan sólo un par de semanas la Aeronáutica Civil Colombiana sacaba a la luz su regulación sobre drones.

No sabemos quién ha sido el lumbreras que ha redactado la regulación pero después de darle una leída una cosa queda clara. Será muy complicado que un Dron pueda volar en Colombia cumpliendo la ley. Básicamente han matado esta actividad antes incluso de que haya podido nacer.

El documento de 34 páginas tiene una serie de requisitos regulatorios de sentido común internacional, tipo altitud máxima a la que podrán volar los drones, distancia con el operador, zonas específicas en donde no se pueden volar etc.. Hasta aquí todo normal, el problema es que añade también otros requisitos que ya no son tan normales. Os mencionamos algunos:

Cursos de formación:

En Colombia para operar un Drone deberás tomar un curso de piloto, idéntico a los cursos básicos que se realizan y que son necesarios para pilotar un avión de verdad. Los cursos deberán ser realizados en las escuelas autorizadas por la Aeronáutica Civil y aquí tenemos el primer problema. A día de hoy Aeronáutica Civil Colombiana no ha autorizada ninguna escuela a impartir el curso. Alguién ha disparado la ley antes de apuntar.

Según varias escuelas consultadas el curso propuesto por Aeronáutica Civil puede costar al menos $5.000 USD. Costará más dinero hacer el curso que comprarse el drone, y la formación deberá renovarse cada 6 meses.

Seguro Obligatorio:

Para poder operar un Drone también deberás contar con un seguro obligatorio. Otro pequeño problema porque hoy en día no hay ninguna compañía de seguros en Colombia con la que puedas contratar este tipo de seguro.

Comunicarte con la Torre de Control:

Si los dos primeros puntos pueden ser sólo un contratiempo que supone un veto temporal a los drones, cuesta más saber en que estaba pensando el que ha redactado la ley cuando exige que los operadores de drones dispongan de radios con capacidad para comunicarse con las Torres de Control del aeropuerto más cercano. Comprarse una de estas radios valen un dineral y sólo pueden ser operadas legalmente con la correspondiente licencia. No sé que sentido tiene que las Torres de Control tengan ahora que empezar a gestionar multitud de nuevas comunicaciones totalmente innecesarias y más teniendo en cuenta que la legislación ya contempla la prohibición de que ningún drone pueda acercase a menos de 5 kilómetros de un aeropuerto.

Avisando con 15 días de antelación.

Para acabar el regulador colombiano exige que los planes de vuelo de los drones deberán ser comunicados a la Aeronáutica Civil y a la Fuerza Aérea Colombiana con 15 días de antelación.  Justificando en cada plan de vuelo que el trabajo que va a realizar el drone no puede ser realizado por un avión. Una forma perfecta para proteger a las compañía de aviación dedicadas en Colombia a tomar fotografías aéreas y que con los drones les podía aparecer un competidor formidable.

gurusblog.com