No le quiten las alas a los drones.
No le quiten las alas a los drones.

www.fuerzasmilitares.org (15OCT2015).- Cuando en distintos países existe la controversia de la operación de Uber y su forma de operar y la polémica del impuesto sobre los servicio de streaming, ahora en Colombia empieza una nueva controversia que toca los cielos y es sobre la reciente regulación sobre drones de la Aeronáutica.

No es un secreto que hace muchos años, distintas personas –naturales y jurídicas– vienen utilizando drones, quadcopters o también llamados RPA (Aeronave Pilotada a Distancia) para recreación, temas comerciales, ambientales, audiovisuales y de servicios.

Los drones han venido despegando en Colombia en distintos sectores y, lo más importante, vienen generando innovación empresarial, empleo y una gran variedad de aplicaciones. Pero todo esto empieza a desmoronarse, esto por la reciente expedición de la Circular 002 del pasado 3 de septiembre de la Aeronáutica Civil, la cual en un intento por regular los drones está generando confusión y una reglamentación ambigua que limita el uso de vehículos aéreos no tripulados.

Para entender la Circular 002, hay que entender que a nivel mundial todavía no existe claridad de cómo regular el uso de estos aparatos. Esto por una premisa; la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que da las pautas para la regulación de los RPA, se encuentra apenas trabajando las formas de regulación. Es por eso que varios países han venido promulgando regulaciones provisionales mientras se expidan requisitos técnicos con mayor profundidad.

La problemática es que con la regulación que propone la Aeronáutica, se le da un tratamiento especial y restrictivo, por lo tanto se les empieza aplicar varios controles de la regulación aérea, es el caso de licencias, permisos, formación, registros, seguros, meteorología, planes de vuelo, sistemas de seguridad operacional, entre muchos otros requisitos. Mejor dicho, para volar un drone, una persona se tiene que convertir una Avianca, tener licencia y lo más curioso, ser un piloto con quepis como el de una aerolínea.

No queremos decir que deben ser utilizados de forma irresponsable, pero se encuentra comprobado que las excesivas regulaciones en contra de la tecnología perjudican y no benefician.

Como quedó diseñada la circular, se empiezan a crear monopolios que parten de la industria aérea para la operación de drones. Sin lugar a duda, el uso de drones en nuestro país se empieza aparecer a Uber, ya que enfrentan sectores como lo son el de la regulación aérea, el sector tecnológico y el empresarial o comercial.

Es importante que el gobierno empiece un debate donde participen todos los actores. No se puede desconocer el impacto en la seguridad aérea pero tampoco se les debe satanizar, ya que los drones también son mecanismos simples compuestos por un computador, una batería, cámaras, algoritmos y sensores, que funcionan de manera sencilla y con mucha innovación.

Esperemos que el MinTIC se pronuncie y pueda dar un equilibrio entre una regulación restrictiva como la expedida por la Aeronáutica, la cual solo beneficia a unos pocos. El MinTIC tiene la obligación de buscar que no se limite la tecnología y el principio de neutralidad tecnológica. Que bueno que la Aeronáutica y la Fuerza Aérea puedan controlar pero no restringir un sector que apenas toma vuelo y que es el presente y el futuro.

enter.co