La Fuerza Aérea Colombiana juega un papel fundamental en el control del orden público en el suroccidente colombiano, brindando apoyo a las operaciones militares que se desarrollan en la región para combatir el narcotráfico y la subversión.

El Brigadier General Ramsés Rueda Rueda, director de la Escuela Militar de Aviación Marco Fidel Suárez, con sede en Cali, destacó la importancia de este cuerpo armado en la seguridad y el bienestar de esta zona del país.

El oficial habló con el Diario Occidente sobre el papel de la FAc en la conservación del orden público, así como en el desarrollo urbano y económico del Valle del Cauca.

¿Qué papel juega la fuerza áerea en el control del orden público del suroccidente?

La Fuerza Aérea juega un papel muy importante en el suroccidente y todo el país. Por sí sola no puede resolver el conflicto, pero sin la fuerza aérea no es posible. Es fundamental para el desarrollo de las operaciones militares, conjuntas y coordinadas,que son con la policía, para afrontar el conflicto. POrque la fuerza Aérea puede desarrollar operaciones que se basan en todas las capacidades que tiene la Fuerza:la flexibilidad, la velocidad, la contundencia, la sorpresa. La Fuerza Aérea no es sólamente ofensiva, también tiene unas funciones que tienen que ver con la responsabilidad social.

Nosotros también atendemos en la prevención y atención de desastres, también ayudamos en los planes de desarrollo del gobierno, también combatimos al narcotráfico, defendemos la soberanía. En el suroccidente colombiano estamos trabajando, sólo la escuela militar de Aviación, con la capacidad que tiene, funcionando también como un comando aéreo, en apoyar las operaciones que adelanta la fuerza de tarea Apolo, la del Cauca, la de Pegaso en Nariño y la del narcotráfico en el Pacífico.

Apoyamos las operaciones de la Tercera División, de la Tercera Brigada, y tenemos capacidad de hacerlo. Estamos siendo contundentes y si tuviéramos una base de las características, que en el futuro seguramente la vamos a tener, nos permitiría ser más contundentes y tener una mayor cobertura.

¿Cómo se puede controlar el orden público en el Cauca?

Creo que lo que se está haciendo está bien. Lo que sucede es que dentro de la estrategia del gobierno, haber traído una fuerza de tarea para ocuparse específicamente del problema del Cauca y del sur del Valle, creo que está bien. Lo que sucede es que esta es una área de importancia estratégica para las Farc y ellos no van a ceder tan fácil. Después que perdieron la zona de distención, ellos estuvieron pidiendo una zona de despeje. Las Farc se ubican donde hay riqueza y el Valle y el Cauca es una zona rica. El hecho de que haya una percepción de inseguridad en algunas áreas en el Cauca, sustentada en acciones terroristas por parte de las Farc, justifican que la gente crea que en esta zona no se está haciendo lo correcto o que hay inseguridad o que las Farc puedan estar fuertes, pero eso no es cierto.

Es simplemente una respuesta a una presión que está ofreciendo el gobierno. Ellos buscan la forma de hacerse ver fuertes con actos terroristas cobardes y afectar esa percepción de seguridad, que a veces es más peligrosa que la misma realidad. No es un único esfuerzo en el Cauca, es un esfuerzo integrado, y aquí la fuerza Aérea a través de la Escuela Militar de Aviación juega un papel importante, apoyando esas tres fuerzas de tarea y organizando las operaciones conjuntas con la policía.

¿Qué papel juega un patrullaje aéreo?

La Fuerza Aérea realiza dos tipos de operaciones, unas que son preventivas y otras reactivas. Nosotros hacemos patrullajes o reconocimientos aéreos sobre las carreteras, las vías de acceso a los pueblos, para detectar si hay un retén, un trancón, para detectar si hubo un derrumbe o si hay algo anormal. En la Escuela Miitar de Aviación hay un centro de comando y control, donde hay enlaces de la policía, de la armada, del Ejército y estamos nosotros. Si detectamos algo hacemos el llamado al enlace y nos pueden reportar si es normal.Cuando se traslada eso a la ciudad se dice qué hace una aeronave arriba. Entonces hay que hacer una integración de medios tecnológicos, en las ciudades hay cámaras, inslaciones donde hay personal de policía. Si a eso se le suman ojos en el cielo, un helicóptero o una aeronave que tenga capacidad de ver y se integra con esos equipos en tierra, entonces se puede transmitir la información y una aeronave puede hacer seguimiento a un vehículo o unas personas.

Podemos ser competitivos en el cluster aeroespacial?

Eso no es avanzado. Lo que pasa es que nosotros nos quedamos atrás. Colombia debería ser la segunda potencia en el campo aeroespacial en América, después de Estados Unidos. Pero nos negamos esa oportunidad. En los años 30 cuando tuvimos el conflicto con el Perú, Colombia empezó a desarrollar una capacidad aérea impresionante, pero de un tiempo para acá nos estancamos, y no invertimos en investigación, nos quedamos siendo consumidores, usuarios de la tecnología que nos venden. En este momento se están dando varios proyectos,la Fuerza Aérea está construyendo una aeronave T90 Calima,algunas personas podrían pensar por qué nos metemos en ese gasto, construir un avión pudiendo comprarlo. Entonces ¿Por qué apuntarle nosotros a un clúster aeroespacial y ponernos a producir partes de aeronaves, pudiendo comprarlas? Eso no lo piensan los que nos venden las aeronaves, eso no lo pensaron los brasileros cuando comenzaron a construir aeronaves y ahora nos las venden a nosotros. Algunos países en América como Argentina, Chile o Brasil, empezaron a invertir y a empujar en la industria aeronáutica. Yo lo veo como pasar de gatear a caminar o a correr. Algún día tenemos que empezar a gatear y si esto se ve como gatear, hay que hacerlo, para que podamos realmente en el futuro apuntarle y apoyar a la visión de ser algún día de ser un país próspero, de tener oportunidades de empleo, de desarrollo, de crecimiento.

¿Qué tipo de aeronave se está diseñando?

El T90 es un avión monomotor de instrucción que va a reemplazar nuestros aviones de instrucción básica para los pilotos en la Fuerza Aérea Colombiana que también le está apuntando a eso.

En el Valle hay muchas empresas que tienen la tecnología, el conocimiento y que pueden aportarle al campo aeroespacial en la producción de partes. ¿POr qué no hacerlo? Hay empresas que son pequeñas, pero se pueden integrar, aportar recursos y hacerse fuertes. La cuestión es: si nosotros no tenemos empresas que producen aviones y helicópteros, por qué no invitar empresas extranjeras que los producen a que nos hagan parte de su equipo, de su gran empresa aportando con la construcción de partes. Las empresas buscan descentralizar sus operaciones, producir partes en sitios que son favorables por el clima, porque tienen la infraestructura, porque tienen la posibilidad de fabricar esas piezas. Uno de los grandes proyectos que se está moviendo ahora es el KC390, que es un proyecto que está liderando la industria aeroespacial en Brasil y existe la posibilidad de que Colombia entre a fabricar partes, un proyecto con el que hace parte la Fuerza Aérea Colombiana, el Ministerio de Defensa. Entonces el Valle del Cauca está apuntándole a eso también. El Valle tiene empresas que pueden producir partes para ese avión.

¿Cómo es el clima con los empresarios o está muy concentrado en la Fuerza Aérea?

La Fuerza Aérea está liderando, nosotros somos la carpeta de ese portafolio de servicios que puede ofrecer el Valle, la Fuerza Aérea como experiencia, como institución de tanta tradición, por los negocios que ha hecho a través del Ministerio de Defensa en la adquisición de aeronaves, de partes, por el conocimiento que tiene, de la infraestructura que tiene, es como el centro de gravedad alrededor del cual comienzan a aparecer empresas que son desconocidas en el exterior. Empezamos a atraer esas empresas, empezamos a armar un grupo de trabajo liderado por la Fuerza Aérea Colombiana, a través de la Escuela Militar de Aviación, la Gobernación del Valle y la Cámara de Comercio. NOsotros somos la parte gerencial. Y bienvenidos algunos socios aliados estratégicos como la alcaldía de Cali, los empresarios, que se empiezan a juntar y deciden empezar a aportar recursos. La Fuerza Aérea, el Ministerio de Defensa, aportó unos importantes recursos para lograr que la empresa Embrar venga a Colombia. El cluster aeronáutico, nosotros, la Gobernación, la Cámara y la Fuerza Aérea estamos jalonando a todos estos empresarios, para que se unan, para que aporten recursos, y con aliados como las alcaldías como Buenaventura, que están aportando recursos, que quieren que aquí se construya una planta en el Valle, de producción de partes para ese gran proyecto KC390, están aunando esfuerzos. Si logramos que se construya una planta de producción de partes acá, va a ser una gran oportunidad para empezar y gatear a caminar, porque las empresas pequeñas que tienen capacidad, se unen y se fortalecen y terminamos realmente construyendo una gran empresa, lo que ofrece el cluster aeronáutico, que ofrece conjugar todas esas capacidades de todas esas empresas apuntándole a un gran proyecto. Vamos por buen camino.

¿El cluster es sólo partes?

Aquí en el Valle se construyen aviones. Desde hace muchos años en el Valle están incursionando en la producción de ultralivianos y están construyendo aeronaves ligeras, no es sólamente partes.

¿Y el avión que se construye en la Fuerza Aérea?

Es un prototipo, que está pasando por una serie de vuelos de prueba, va a rediseño.

occidente.co