CACOM 4
Ceremonia por el aniversario N° 62 de su creación.

www.fuerzasmilitares.org (24SEP2016).- La Escuela de Helicópteros para las Fuerzas Armadas Coronel Carlos Alberto Gutiérrez Zuluaga, con sede en Melgar – Tolima, celebró su sexagésimo segundo aniversario con la incorporación de 30 aeronaves tipo Bell TH-67 Creek a su parte aeronáutico, se consolidan a la par 75.000 horas de vuelo en los modernos simuladores de instrucción, cifra que se refleja en el incremento de la seguridad en las operaciones aéreas.

Con la presencia del Comandante de la Fuerza Aérea Colombiana Señor General Carlos Eduardo Bueno Vargas, se realizó el recibimiento oficial de estas aeronaves, así como la conmemoración de los grandes logros de la Escuela de Helicópteros para las Fuerzas Armadas y quienes forman o han formado parte de ella, en ceremonia militar que se cumplió en las instalaciones de la Base Aérea de Melgar.

La Fuerza Aérea Colombiana, durante varias décadas a través de la Cuna de Pilotos de Ala Rotatoria, enseñó a muchos hombres y mujeres que lo majestuoso del país, se podía divisar desde la cabina de un helicóptero militar y que el vibrante sonido de sus rotores, llevaba la calma a quienes bajo el furor de la guerra lo pedían a gritos. 

CACOM 4
Helicópteros TH-67 Creek

En el presente año, la Escuela se fortalece con el aumento en la planta de helicópteros para cumplir misiones de entrenamiento, graduar a pilotos que servirán a la comunidad, defenderán la independencia nacional y mantendrán la integridad territorial. 

Vale la pena resaltar que desde 1954 a la actualidad se han formado 7.035 pilotos del Ejército Nacional, Armada Nacional, Fuerza Aérea Colombiana, Policía Nacional y países vecinos como Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú y República Dominicana.

Los simuladores de vuelo arribaron al Comando Aéreo de Combate No. 4 en el año 2003, esta tecnología permite practicar de forma segura hasta 107 emergencias que en vuelo se pueden presentar, procedimientos de aterrizajes en campos inclinados y pináculos, además de la disminución de los altos costos en la instrucción de pilotos.

El arribo de estos equipos al CACOM 4 mejoran la capacidad operacional de la Fuerza Aérea Colombiana, además que posicionan a la institución como líder regional en el entrenamiento de los alumnos de otros países, oficiales que hoy piloteando un helicóptero en sus naciones, brindan ayuda a quienes más lo necesitan y luchan contra flagelos como el narcotráfico.

 

(ST Grace Martínez, CACOM 4)